DESTACAN AVANCES LOGRADOS EN MATERIA DE FORTALECIMIENTO INSTITUCIONAL EN LA UNAF

El administrador gubernamental Carlos Roberto Ospital, que integra el grupo de agentes nacionales encargados de asesorar a la Universidad Nacional de Formosa (UNaF), resaltó los avances logrados por la casa de altos estudios en materia de fortalecimiento institucional. El licenciado Ospital explicó que en junio de 2013 la UNaF formalizó un pedido de asistencia técnica a la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) del Ministerio de Educación de la Nación, en virtud de la grave situación técnico-administrativa que había llevado a la separación del cargo de su responsable del manejo económico financiero.

En ese marco se firmó el convenio 927/13 entre el Ministerio de Educación, la SPU y la UNaF con la intención de que esta casa de altos estudios ingrese en un Programa de Fortalecimiento Institucional, para lo cual se encuentra trabajando el citado grupo de administradores gubernamentales. En una entrevista en FM 102.7 Radio Universidad Nacional de Formosa, el AG dijo que en el caso específico de la UNaF “se acordó junto con la SPU un Programa de Fortalecimiento Institucional en las áreas técnico-administrativas, que conlleva un acompañamiento por parte del grupo de especialistas en reorganización, administración y asesoramiento y además la disponibilidad de fondos para ciertos temas específicos que se detectaron en una primera etapa de tres semanas, entre julio y agosto del año pasado, que eran necesarios para ayudar a la Universidad a mejorar sus procedimientos”. “Habían varios problemas que tenían que ver con la posibilidad de utilizar en su totalidad los programas informáticos que tiene el Sistema de Información Universitaria (SIU), en el sentido de que el uso de ellos no llegaba al 30 por ciento de su potencialidad –marcó-. Esto hacía más engorrosa la tarea del personal técnico-administrativo, en lo relativo a compras, tesorería y presupuesto, incluyendo también el SIU-Guaraní. Todo esto generado por el equipamiento obsoleto y por la falta de interconectividad entre las distintas sedes de las unidades académicas y el Rectorado”. Refirió que también influía en ello “la falta de capacitación adecuada del personal, originada en las grandes distancias (entre Formosa y el centro del país), que no ayudaban a una correcta capacitación”. No obstante, Ospital aclaró que “estas problemáticas no son exclusivas de esta Universidad. De las 43 Universidades Nacionales que hay, cada una tiene la suya. En algunos casos tienen más proximidad a los lugares de capacitación o disponen de más fondos o el equipamiento para afrontar esa capacitación y en otros casos hay Universidades en situaciones más complicadas”. No es intervención Respecto a la función de un administrador gubernamental y teniendo en cuenta la autonomía de la Universidad, detalló: “En un momento se habló de una intervención de nuestra parte, lo cual no es así, ya que nuestra función es la de asesorar. En principio, hay un acuerdo que está en la página web de la Universidad a pedido nuestro para despejar cualquier duda al respecto. Nosotros asistimos en los temas que figuran en el acuerdo específico y si alguna autoridad nos pide algún otro tipo de asesoramiento, lo damos. Si no nos consultan, son el rector, el Consejo Superior y los decanos los que deciden basándose en la autonomía universitaria”, manifestó. Más adelante, el funcionario mencionó que tomando como base los procesos de evaluación que llevó adelante la UNaF “el Programa de Fortalecimiento está en un todo de acuerdo con la autoevaluación y la evaluación externa que tenía la Universidad. En ese breve período de análisis, en el que tuvimos reuniones con la mayoría del personal de conducción, detectamos situaciones que ya se reflejaban en ambas instancias institucionales”. Avances Asimismo, Ospital recordó que hace unas semanas “el secretario de Políticas Universitarias, el doctor ingeniero Aldo Caballero, dijo en Misiones que la UNaF está mucho mejor que hace un año y medio atrás”, marcando: “Estamos tratando de que esto continúe” avanzando de esa manera. “Por nuestra característica de trabajo, nunca nos quedamos en un organismo más de dos años, entonces siempre intentamos que todo el personal quede capacitado para continuar la tarea ellos solos, lo cual es exactamente lo que estamos haciendo acá”, explicó. Relató que “se empezó con el sistema Pilagá, que es de administración económico-financiera, y hoy el personal que trabaja en ese sector no nos necesita y de hecho están trabajando solos. La idea es transferir conocimientos en el caso que sean necesarios, trayendo personal para que capacite o enviando gente a donde se realice el curso de capacitación respectivo”. Recursos El licenciado Ospital afirmó que durante este período “se invirtió en capacitación un monto de 130 mil pesos del Programa de Fortalecimiento”, esclareciendo que esos fondos “no salen del presupuesto de la Universidad”. “Hay que aclarar que todo lo que relacionado al Plan de Fortalecimiento está fuera del presupuesto de la Universidad –precisó-. Éste está conformado por una parte por el Presupuesto Nacional, que es aprobado por el Congreso de la Nación, y por otra parte por distintos convenios que se pueden firmar entre la SPU y la Universidad o también otros Ministerios, con montos que se acuerdan con la Universidad”. Detalló que “hasta ahora se invirtieron cerca de 870 mil pesos en hardware. Se compraron servidores para que la Universidad cuente con esto por los próximos cinco a ocho años y equipamiento informático necesario”, subrayando que “en el caso de los concursos del personal docente se culminaron entre 60 y 70 cargos y en lo que va del año se invirtieron en esta materia otros 100 mil pesos fuera del presupuesto”. Planta de personal Sobre las versiones que indicaban que hay una excesiva cantidad de personal no docente en la UNaF, el AG dijo: “Cada Universidad, por su autonomía, tiene la posibilidad de decisión de nombrar la cantidad de no docentes que considere necesarios”. “Sí hay un acuerdo en el CIN donde se toma un número base que es financiado por el Presupuesto Nacional –indicó-. En el caso de la UNaF, había una diferencia entre esa financiación y la cantidad del personal no docente que presta servicios y, a fines del 2012, antes que nosotros participáramos de este Programa de Fortalecimiento, se llega a un convenio con la SPU, en el que el este organismo financia 50 cargos de categoría 7 para el año 2013 y otros 50 en la misma categoría para el 2014, que van a ser incorporados en el presupuesto para el 2015. Y la Universidad se compromete por tres años a un congelamiento de vacantes, lo cual se está cumpliendo desde ambas partes”. Dejó en claro que “no puede existir una proporción sobre qué porcentaje de personal docente y no docente debe haber, porque no hay dos Universidades iguales, por ejemplo en lo relativo a la infraestructura. La cantidad de sedes e instalaciones genera una serie de necesidades tanto de docentes como de no docentes, que son distintas de acuerdo a la Universidad”. Por último, al referirse al plazo del Programa de Fortalecimiento Institucional, el funcionario indicó que “el convenio tiene como fecha límite el 31 de diciembre del 2015. Ahora estamos trabajando con las autoridades de la UNaF y de la SPU para firmar el segundo acuerdo específico que llegaría hasta fines de ese período y que tiene otras necesidades que fuimos detectando, en las cuales se puede colaborar desde la SPU con otros fondos que van a venir por afuera del presupuesto”, concluyó.