Continúa el Programa Alimentario Universitario de la UNaF

En la jornada de este miércoles prosiguió desarrollándose el Programa Alimentario Universitario (PAU) de la Universidad Nacional de Formosa (UNaF), que brinda durante tres días a la semana raciones de almuerzo a unos 600 alumnos universitarios.

Bajo la consigna «La solidaridad e igualdad deben primar en estos tiempos difíciles», el rector de la Universidad, Prof. Esp. Augusto Parmetler, puso en marcha este lunes 11 el PAU-UNaF, cuya ejecución y coordinación se efectúa desde la Secretaría General de Asuntos Estudiantiles y Extensión, a cargo del Psgo. Rafael Olmedo.

Está destinado a satisfacer las necesidades de alimentación de 600 estudiantes universitarios que por la pandemia del COVID-19 se encuentran en situación de vulnerabilidad social.

«Gracias a Dios, los chicos están muy entusiasmados por el hecho de recibir el almuerzo. El lunes, primer día del programa, se superó cualquier tipo de expectativa», destacó la coordinadora del PAU-UNaF, Mercedes Santa Cruz.

Subrayó que «estamos muy contentos y agradecidos por la gestión del rector Parmetler, porque nos dio la posibilidad y tuvimos un pequeño margen para sumar a unos compañeros más que necesitan la ayuda y, pese a las inclemencias del tiempo este miércoles, se realizó la segunda jornada de almuerzos, donde ofrecimos como menú un estofado de carne con arroz».

«Los chicos desde temprano estuvieron trabajando para que aproximadamente a las 10.30-10-45 horas ya estuvieran saliendo las camionetas a los puntos de encuentro donde debemos acercar las raciones, de manera que los chicos que se encuentren en barrios más alejados al campus puedan ir a retirarlas», remarcó.

Trabajo y organización

En ese sentido, hizo notar que «hay mucho trabajo y mucha organización detrás de este programa, al igual que muchos estudiantes comprometidos con la causa y no docentes que también están colaborando arduamente con nosotros».

«Desde el equipo de la Secretaría de Extensión de la UNaF, a cargo del Psgo. Olmedo, tenemos la instrucción de ponernos a disposición de todos los cocineros, bromatólogos, nutricionistas, entre otros, para que esto camine más que bien y los chicos puedan recibir una comida de excelente calidad en la comodidad de sus hogares y puedan suplir con esto un valor calórico nutricional, de manera que puedan seguir estudiando», significó Santa Cruz.

Respecto de los controles bromatológicos, recalcó que «pasamos de manera excelente los exámenes. Tenemos gente que está capacitada para la cocina y el despacho de la comida. Desde la gestión se toman de manera muy seria las cuestiones bromatológicas, al igual que el distanciamiento social».  

Recordó también que «nuestra casa de altos estudios elabora alcohol en gel, lo cual nos facilita mucho en el tema de la prevención, lo que se suma al uso de barbijos y los guantes de látex recomendados para el tratamiento, cuidado y entrega de la comida».

«Tenemos el máximo cuidado y tenemos cubiertas todas esas cuestiones que por ahí pasan desapercibidas para el común de la gente, pero donde nosotros ponemos el acento desde la gestión», finalizó.