SE REALIZÓ EN LA UNAF EL FORO “EDUCANDO PARA NO OLVIDAR”

Con el dictado de una conferencia sobre el Holocausto y la influencia del nazismo en la dictadura argentina, la Universidad Nacional de Formosa (UNaF), desde la Cátedra Abierta de Derechos Humanos, y la Embajada de Activistas por la Paz llevaron a cabo el Foro Universitario “Educando para no Olvidar”, dejando inaugurada una muestra sobre el Proyecto “Huellas”, la cual puede ser visitada durante toda la semana en la Biblioteca Central del campus.


La ceremonia se realizó este lunes 5 de mayo, por la tarde, en el Microcine, y fue presidida por el rector de la UNaF, el ingeniero Martín Romano; el titular de la Cátedra Abierta de DDHH, el profesor Juan Eduardo Lenscak; y el coordinador en Argentina de la Embajada de Activistas por la Paz, Guillermo Rodríguez Álvarez. Participaron también los decanos de Recursos Naturales (FRN), el ingeniero Vicente Sánchez; de Humanidades (FH), el profesor Augusto Parmetler; de Ciencias de la Salud (FCS), la licenciada Elizabeth Molina; y de Administración, Economía y Negocios (FAEN), el contador Evelio Irala. El mencionado Foro se trata de una iniciativa promovida por la Embajada, a través de su embajador mundial, el doctor William Soto, y tiene como propósito mantener vivo el testimonio de los sobrevivientes del Holocausto, como una forma de prevenir la reiteración del capítulo más siniestro de la historia humana donde murieron alrededor de 20 millones de personas, entre ellos seis millones de judíos europeos, gitanos, testigos de Jehová, izquierdistas, homosexuales, opositores políticos, prisioneros de guerra, disminuidos mentales y el resto de la población no considerada pura. Entre los varios proyectos que vienen desarrollando se encuentra la muestra “Huellas para no Olvidar”, que consiste en la exhibición de una placa con la forma de la Estrella de David, que contiene las huellas palmares de un sobreviviente del Holocausto, así como las huellas de uno de sus hijos y las de uno de sus nietos (y las de uno de sus bisnietos, si lo hubiere), como una evidencia de que el nazismo no pudo extinguir al pueblo hebreo. La misma puede ser visitada durante toda esta semana, desde las 8 horas y hasta las 20, en la Biblioteca Central del campus universitario, ubicada en la avenida Gobernador Gutnisky Nº 3.200 de la ciudad capital. Sin memoria no hay futuro En ese sentido, el profesor Lenscak señaló, en declaraciones a la Radio UNaF FM 102.7, que la exhibición de dicha muestra en el campus “es una oportunidad para mirar para atrás en función del diseño del futuro del planeta que queremos”, entendiendo que “si queremos convivir en paz, en armonía entre nosotros, tenemos que aprender de las experiencias que fueron tan negativas, porque si no podemos cometer los mismos errores. Si no tenemos memoria de lo que ocurrió, no tenemos futuro, ni siquiera como humanidad”. Refirió que desde los inicios de la Cátedra de DDHH “se invitó a personalidades como Emilio Fermín Mignone, Estela de Carlotto, Adolfo Pérez Esquivel y otras para que diserten en nuestra comunidad porque la temática de los derechos humanos estaba en la Universidad, pero de manera tangencial”, agregando que si bien “todavía falta mucho, con la ayuda sobre todo de los jóvenes que se van formando en esta nueva manera de pensar, creemos que la perspectiva de los DDHH va a ser transversal a todas las Cátedras y significará un cambio en los propios programas de estudio de las Ingenierías, las Economías, las carreras de la salud y las Humanidades”. “Lo que queremos es la integración y que los derechos humanos, así como son políticas de Estado a nivel nacional, sean también políticas académicas dentro de la Universidad”, remarcó Lenscak. Educar para la paz A su turno, Rodríguez Álvarez hizo notar que “la iniciativa de la Embajada, a través del doctor Soto Santiago, nos dice que se educa tanto para la guerra como para la paz. Y nuestra intención es tomar estos momentos para tener una reflexión y que la comunidad pueda apreciar esta muestra fotográfica y reflexionar sobre lo que pasó, revisar, compartir y proyectar para un futuro que no está tan lejos porque hay que empezar a educar desde ahora”. “Invitamos a toda la comunidad formoseña a que vengan a compartir con nosotros esta muestra que con tanto cariño hemos traído y que esperamos que sea en beneficio de toda la sociedad”, dijo. Finalmente, el ingeniero Bernardo Jaraz, presidente de la Comunidad Judía de Resistencia y presidente de la Filial Regional Chaco de la DAIA, quien disertó sobre el Holocausto y la influencia del nazismo en la dictadura argentina, subrayó que “la educación es el arma más fuerte que tenemos para perpetrar la memoria”. “Somos la primera generación que va a tener que trasmitir a las venideras lo que ha sucedido, pues las últimas personas que son sobrevivientes de la Shoah, el Holocausto en la Alemania nazi, ya están dejando de acompañarnos de manera física, con lo cual nuestra misión será transmitir lo que ellos pasaron y la verdad de lo que pasó para que no se repita nunca más”, manifestó. Expuso que “hay un principio claro que permite que la sociedad viva y conviva en paz: el respeto a la diversidad. Todos somos iguales ante la ley, y como está escrito en la Biblia también, Dios nos creó a su imagen y semejanza, o sea que todos somos iguales”. “Manteniendo esta condición y el respeto entre todos, salvando las diferencias y trabajando desde los puntos en común, es que la sociedad tiene que enriquecerse y nunca ir para atrás”, concluyó.