ROMANO: “LA UNAF ESTÁ CAPACITADA PARA DAR RESPUESTAS A PROBLEMÁTICAS DE LA COMUNIDAD”

La Universidad Nacional de Formosa (UNaF) tiene docentes, personal e infraestructura preparada para responder a las necesidades que surjan de la comunidad, a través de la investigación.

Amplia convocatoria en el Microcine del campus

Amplia convocatoria en el Microcine del campus

Así lo señaló el rector de la casa de altos estudios, Martín Romano, al aludir a las Segundas Jornadas Científicas para Jóvenes Investigadores, organizadas por la Secretaría General de Ciencia y Tecnología (SeCyT).

Sostuvo el funcionario académico que “la investigación no es sólo buscar lo verdadero, es investigar, buscar la verdad, tener creatividad e ir a lo desconocido”.

En ese sentido resaltó que la región chaqueña en la cual Formosa está inserta “tiene muchas necesidades como por ejemplo la del agua, que ahora se escucha hablar mucho, y el cambio ambiental”, las que “deben tener un abordaje íntegro” para su resolución, valorando el aporte de las Universidades públicas como la UNaF en hallar las soluciones a estos y otros problemas a través de la investigación.

“Nuestra Universidad está posicionada para llevar adelante este tipo de proyectos. Se busca financiamiento para los jóvenes en su iniciación en la investigación, a través de las becas del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) y la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU), pero hay muchísimos programas más del Gobierno nacional porque se está apostando a los jóvenes”, enfatizó Romano.

Consideró necesario profundizar la investigación académica con una mayor exigencia desde la propia Universidad a sí misma y a sus miembros, de manera que se encuentren las fuentes de financiamiento. Además, apreció el apoyo del secretario de Ciencia y Técnica del Gobierno formoseño, Ricardo Oviedo, quien “está trabajando constantemente con la UNaF en la investigación y el desarrollo provincial”.

Respecto a la participación de la UNaF en el modelo de desarrollo provincial, dijo Romano que la Universidad que encabeza “va a aponer todo el esfuerzo para estar cerca de los investigadores y seguir apoyándolos” y detalló: “Hay 195 profesores categorizados hoy en la Universidad, lo cual es una alegría muy grande. Se está formando un grupo muy grande de trabajo, que es lo que necesitan las casas de estudios”, recalcó.

Recursos

Por su parte, el secretario de Ciencia y Tecnología de la UNaF, Darvin Cáceres, se mostró complacido por la respuesta que tuvieron las Segundas Jornadas Científicas para Jóvenes Investigadores por cuanto la participación fue importante con ponencias y resultados de proyectos investigativos.

“Hemos cambiado radicalmente el panorama de años anteriores en cuanto a investigación, que era bastante sombrío, ya que estábamos completamente desfinanciados. Ahora, gracias a la gestión del Gobierno nacional, que ha inyectado suficientes recursos para ciencia y tecnología en materia de formación de recursos humanos para el desarrollo, estamos muy bien posicionados y podemos decir que la UNaF se está encaminando por una muy buena senda en materia de investigación”, afirmó.

A su turno, el secretario Oviedo calificó de exitosas a las Jornadas y consideró que marcan un hito en lo referente a la formación de los recursos humanos y la capacitación de los jóvenes para dedicarse al desarrollo de la ciencia y la tecnología.

“Desde la provincia consideramos fundamental esta tarea y el Gobierno le ha dado una importancia fundamental al desarrollo científico-tecnológico para consolidar todo este modelo de desarrollo productivo y social que ha tenido Formosa en estos últimos años”, manifestó.

Dijo el funcionario que el Gobierno formoseño “se ha comprometido fuertemente, por ejemplo, en el aporte de fondos provinciales para el desarrollo de toda una tanda de laboratorios”. Y al respecto dijo que se instalarán entre siete y ocho laboratorios dedicados a ciencia y tecnología.

Asimismo, resaltó que la UNaF, conjuntamente con el Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación, trabaja en la formación de los recursos humanos a través de becas que estimulen la vocación científica.

“Esto es un paso fundamental –agregó Oviedo- porque se suman a las becas para que los investigadores desarrollen Maestrías y Doctorados a los fines de que se forme una masa crítica de investigadores para fortalecer este proyecto nacional y popular que la presidenta Cristina Kirchner y el gobernador Gildo Insfrán llevan adelante”.

Investigadores

El joven investigador y estudiante Rodrigo Franco, de 25 años, colabora hace un año en el Laboratorio de Ciencias de la Salud gracias a una Beca Estímulo a las Vocaciones Científicas (BEVC).

Dijo, en declaraciones a la Radio “Universidad Nacional de Formosa” FM 102.7, que “en el Laboratorio de Investigación en Alimentos, que depende de la Facultad de Ciencias de la Salud, estamos trabajando con frutos de palma autóctonos. Hacemos composición nutricional y yo particularmente me encargo de los antioxidantes”.

“Es una experiencia muy linda y gratificante. Cuando uno empieza a trabajar en el campo de la investigación científica te abre mucho la mente asistir a congresos y seminarios, donde podés ver a jóvenes que ya tienen realizado un Doctorado. Todo eso te motiva a seguir en este camino”, enfatizó.

Por su parte, la joven investigadora Jimena González, de 22 años, que cursa el quinto año de Ingeniería Forestal está realizando investigaciones también gracias a una Beca Estímulo.

Afirmó que trabaja “en un proyecto del área de ciencias aplicadas que tiene que ver con un programa del sector del agua y el saneamiento y la transferencia tecnológica, es decir, la capacitación de los usuarios municipales acerca de este programa”.

“Este año me inscribí para recibir esta beca y ahora tuvimos el acta de posesión, por lo que comienzo mi trabajo de investigación científica. Estoy en el último año de mi carrera y tengo más conocimiento sobre la investigación. Te das cuenta de que necesitamos más investigadores y más investigaciones, es algo muy importante”, describió.

Finalmente, confió que luego de recibirse podrá seguir investigando, al considerar que encontró su campo de vocación.