Reunión sobre acuerdo paritario nacional para no docentes universitarios

El Secretario General de la Asociación de Trabajadores de la Universidad Nacional de Formosa (ATUNF), TGU Milcíades Olmedo, informó acerca de la reunión que mantuvo con trabajadores acerca del reciente acuerdo paritario nacional para el personal no docente.

Cabe recordar que el pasado 12 de abril se suscribió un acta paritaria nacional que establece los incrementos salariales para el personal no docente a aplicarse durante este año.

Las condiciones establecidas en el acta mencionada son: un ajuste por la cláusula de revisión salarial del 2,66% sobre el salario de febrero de 2018, tomando el salario resultante como base para la aplicación los aumentos que se detallan a continuación: aumento del 3% en marzo, 3% en mayo, 5% en agosto y 4% en noviembre.

Además, se incorporará la suma de $500 en concepto de grado para las categorías 5, 6 y 7 durante los meses de junio y noviembre. Y también, un aumento del adicional por año de antigüedad para las categorías 1, 2 y 3, llevándolo a 1,40% desde enero de 2019 a 1,80% desde enero de 2020 y 2% desde enero de 2021.

Finalmente, se agrega una cláusula de revisión de las escalas salariales para el caso que se registren índices inflacionarios que superen lo acordado en el acta.

«Todos los años nosotros tenemos un tiempo prudencial para la negociación de acuerdo salarial», explicó en un primer término Olmedo, agregando que «en los primeros días de febrero, desde la Comisión Nacional, conjuntamente con los paritarios nacionales, se vino planteando en reuniones técnicas con el Ministerio de Educación y la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) de la Nación la evaluación de la inflación del país y el aumento salarial para los no docentes».

Finalmente, señaló, «el pasado 12 de abril se firmó el acta paritaria, que se filtró a los medios de comunicación y redes sociales. Es lo que quedó, con una pequeña novedad que estamos planteando al Ministerio, que probablemente la tengamos y va a ser un porcentual más, pero no hablamos de mucho, es un porcentaje mínimo que puede superar a lo previsto».

Detalló que «en esta acta que hemos firmado se habla del 15% de aumento salarial en cuatro etapas, pero también de grado para las categorías inferiores y actualizar las antigüedades de las categorías del tramo superior, esto es 1, 2 y 3», lo cual «significa más dinero para el compañero trabajador a partir de enero del año que viene, así que estamos avanzando».

Aclaró que «se toma el salario de febrero para efectuar el aumento porque en el acta de 2017 hay una cláusula del tema inflacionario, que es dos trimestres y un cuatrimestre. Ese porcentaje dio como resultante 2,66%. Es decir, sobre el salario de febrero se aplicará el 2,66% y sobre ese total se aplican los aumentos y ahí se nota la diferencia», aclarando que «si bien no nos satisface por la inflación galopante que estamos teniendo, en esta acta se habla también acerca de la revisión del acuerdo en diciembre, en caso de que supere el índice inflacionario del INDEC».

Retiro voluntario

Asimismo, Olmedo aludió a la Resolución del Consejo Directivo de rechazar la implementación del retiro voluntariado de los trabajadores no docentes de las Universidades Nacionales.

«Entendemos que el único ente con el cual nosotros tenemos que negociar nuestra situación universitaria es el Ministerio de Educación –aclaró-. No la cartera de Modernización, que está involucrándose en el ambiente de la Administración Pública Nacional, inclusive ha aprobado esto del retiro voluntario. Pero consideramos que el retiro voluntario para el personal no docente de las UUNN es un despido encubierto, porque si el compañero tiene la posibilidad de retirarse, tiene 20 o 30 años de servicio y si le van a pagar ese retiro voluntario, se lo van a pagar por única vez y después deja de cobrar. Entonces, consideramos que la Universidad, al ser autónoma y autárquica, tiene que fijar sus propias reglas con respecto a su personal».

Hizo notar que «pedimos a los Rectores de las Universidades Nacionales que no faciliten la inclusión del Ministerio de Modernización con respecto a esta situación».

«Para nosotros es un atraso por el Convenio Colectivo de Trabajo, donde no existe el retiro voluntario y va a significar un atraso de todas las mejoras que tenemos con respecto a los aumentos de salarios. Que los empleados se retiren como corresponda, como jubilados, con los años de edad y de antigüedad laboral», concluyó el dirigente.