Olmedo: “Voy a seguir trabajando por la UNaF desde el lugar que me toque, defendiendo la autonomía universitaria”

Tras haber renunciado al cargo de secretario general de Asuntos Estudiantiles y Extensión Universitaria de la Universidad Nacional de Formosa (UNaF), el Psgo. Rafael Olmedo, afirmó: “Voy a seguir trabajando desde el lugar que me toque, defendiendo la autonomía universitaria y la institucionalidad de nuestra casa de altos estudios”.

Anunció que “he presentado mi renuncia al cargo de secretario de Asuntos Estudiantiles y Extensión Universitaria de la UNaF. Lo he conversado con el rector Prof. Esp. Augusto Parmetler el miércoles pasado y los motivos tienen que ver con un pedido expreso de mi familia por toda esta situación que estamos viviendo. Recientemente ha fallecido un hermano mío que también era parte de la comunidad universitaria y quien me decía que había que aprovechar la vida”.

“Lo he conversado con mi familia, lo han aceptado y han colaborado por supuesto”, indicó, dejando en claro que “si bien renuncio al cargo y los honores, no a la lucha”.

“Voy a seguir trabajando desde el lugar que me toque por nuestra querida Universidad, defendiendo la autonomía universitaria y la institucionalidad de nuestra casa de altos estudios, a todos los docentes, no docentes y principalmente a los estudiantes, que es el sector más vulnerable e importante de la comunidad universitaria”, afirmó.

Hizo notar que “en estos años hemos concretado numerosos beneficios para el sector estudiantil, desde los programas nacionales y los de la UNaF, ya que hemos formulado y creado el beneficio económico para estudiantes, donde el 2% del presupuesto se destina para ayuda de los alumnos”.

Mencionó que en el marco de la pandemia se efectuó una amplia estrategia de contención y acompañamiento al estudiantado, a los fines de garantizar la continuidad pedagógica. “Con recursos propios se adquirieron tablets y pendrives que fueron otorgados de manera gratuita a los jóvenes sin acceso a la virtualidad”, citando además la implementación del Programa Alimentario Universitario (PAU), una iniciativa inédita en el país.

A través del mismo se distribuyeron raciones alimenticias a los estudiantes que por los efectos nocivos del COVID-19 quedaron en una situación social y económica vulnerable.

Del mismo modo, resaltó la anhelada concreción del comedor universitario, que “es un orgullo para nuestra casa de altos estudios”.

“Se ha trabajado muchísimo en las áreas de salud y bienestar estudiantil, junto a los docentes investigadores que tienen que ver con la extensión y las diferentes Subsecretarías que componen la Secretaría de Asuntos Estudiantiles y Extensión Universitaria”, acentuó.

“Me voy muy conforme con muchas acciones realizadas, ya que hemos conseguido muchos programas nacionales con financiamiento que han traído beneficios a nuestra casa de altos estudios. Estoy conforme con la decisión que he tomado y voy a seguir estando cerca de la comunidad universitaria, ocupado y preocupado por la situación de cada uno de los compañeros, trabajando desde el lugar me toque”, finalizó.