Olmedo: «La UNaF es destacada a nivel nacional por lanzar un programa alimentario en beneficio de sus estudiantes»

El secretario general de Asuntos Estudiantiles y Extensión de la Universidad Nacional de Formosa (UNaF), Psgo. Rafael Olmedo, puso en valor la decisión del rector, Prof. Esp. Augusto Parmetler, de efectuar un esfuerzo presupuestario, a raíz de la eficiente administración de su gestión, e implementar el Programa Alimentario Universitario (PAU).

El mismo fue puesto en marcha este lunes 11 y está destinado a satisfacer las necesidades de alimentación de 600 estudiantes que por la pandemia del COVID-19 se encuentran en situación de vulnerabilidad social. A ellos se les brindarán raciones de almuerzo, durante tres veces en la semana.  

La ejecución del PAU-UNaF está a cargo de la mencionada Secretaría de Extensión, desde donde se coordinan las acciones para la compra de los alimentos y los productos, la elaboración de las raciones, la base de datos de los alumnos beneficiarios desde los centros de estudiantes y las distintas agrupaciones y la distribución y la entrega de las viandas a los jóvenes que residan en barrios más alejados del campus.

En ese sentido, el secretario Olmedo explicó que «se trata de un programa que nace a partir de esta emergencia sanitaria y la situación difícil que está atravesando el país, de la que Formosa no está exenta».

Ante ello, «conversando con los distintos centros de estudiantes y las autoridades de las unidades académicas y de la Universidad, el rector Parmetler ha dispuesto hacer un esfuerzo presupuestario y destinarlo para llevar adelante este programa que es de vital importancia para ayudar a los estudiantes y alivianar la canasta familiar de muchos jóvenes que siguen sus estudios universitarios hoy en forma virtual».

«Estamos hablando de llegar con raciones de almuerzo a 600 estudiantes de las distintas Facultades, a través de un trabajo articulado con los centros de estudiantes –remarcó-. Esto permitió hacer un relevamiento de la situación de los jóvenes, lo cual nos arrojó la importancia de poder brindar este servicio alimentario para ayudarlos en lo que tiene que ver con su canasta familiar».

Señaló que «estamos atendiendo todas las demandas y en contacto con los jóvenes, a quienes les digo que este programa está certificado por licenciados en Bromatología, quienes hacen todo el acompañamiento y los controles, y también contamos con un equipo de nutricionistas que hacen el seguimiento».

A su vez, explicó que «debido al aislamiento social, preventivo y obligatorio muchos jóvenes no pueden trasladarse a buscar las raciones, por lo cual hemos establecido con el equipo de organización una operatoria de distribución, para así llegar a los hogares de los estudiantes para llevarles la ración, respetando toda la situación sanitaria».

De igual manera, recalcó que quienes se acercan al campus a retirar las viandas lo hacen respetando todas las medidas preventivas, como el distanciamiento social, el uso de barbijos, la aplicación de alcohol en gel, etcétera, a la vez que se hace presente el Centro de Promoción de la Salud Estudiantil «Dr. Ramón Carrillo» de la UNaF, que despliega el protocolo sanitario vigente con controles y mediciones de diferentes parámetros vitales.

Gran desafío

En esa línea, el secretario Olmedo puso de relieve que la implementación del programa PAU-UNaF «demanda una organización importante», apuntando que el mismo continuará cuando se inaugure el comedor universitario, ya que el rector Parmetler «ha dispuesto que tenga un alcance mientras dure el aislamiento por la pandemia, lo cual nos lleva, por el momento, hasta diciembre y después veremos cómo continuamos».

«Es un gran desafío llevar adelante este programa», recalcó, destacando la decisión del Rectorado de la UNaF, teniendo en cuenta el complicado contexto económico que generó la pandemia en Argentina, donde también el sistema universitario se ve afectado. «Hoy por hoy, las transferencias del presupuesto tienen un retraso de cuatro meses, lo cual denota que este programa que la Universidad Nacional de Formosa puso en marcha para el beneficio de los estudiantes es con un presupuesto propio de la UNaF y por disposición y buena administración del rector Parmetler», marcó.

Abundó diciendo que «la erogación que le significa a la UNaF es muy importante, se trata de una inversión muy trascendente, sobre todo teniendo en cuenta el contexto económico actual y que la ración de comida que va a llegar a cada estudiante es en forma totalmente gratuita, con un esfuerzo propio de nuestra casa de altos estudios, que es felicitada y destacada por otras Universidades por las políticas que lleva adelante».

«Nos dijeron que es envidiable que en esta situación tan difícil que está atravesando nuestro país y el mundo en general la UNaF haga un esfuerzo con su propio presupuesto y lo destine para entregar raciones de comida a los alumnos en forma gratuita», ponderó finalmente.