La UNaF inauguró una cabina sanitizante de COVID-19 de fabricación propia

El rector de la Universidad Nacional de Formosa (UNaF), Prof. Esp. Augusto Parmetler, habilitó una cabina sanitizante ante la emergencia sanitaria originada por el COVID-19, la cual se viene a sumarse a los otros productos que fueron elaborados por la propia institución como alcohol en gel, barbijos, máscaras faciales y desinfectantes.

La inauguración se produjo en horas de la mañana de este viernes 19 en el Rectorado y, entre otros, acompañaron al rector de la UNaF el vicerrector, Ing. Vicente Sánchez; el secretario de Asuntos Estudiantiles y Extensión Universitaria, Psgo. Rafael Olmedo; el secretario general del Centro de Docentes Universitarios de Formosa (CEDUF), Prof. Fernando Gauto; el consiliario no docente Walter Benítez (agrupación No Docentes Unidos), entre otros.

“Estamos inaugurando un producto nuevo de la Universidad que es la cabina sanitizante, la cual está totalmente hecha por la UNaF. Posee un censor de movimiento que activa y hace funcionar un pulverizador que tiene un amonio cuaternario destinado a sanitizar objetos y en este caso se trata de la ropa básicamente”, explicó el rector.

Respecto del procedimiento, detalló que “hay que ingresar con barbijo. Hay que dar una vuelta, cerrando los ojos y levantando las manos, durante tres segundos y se sale totalmente sanitizado”.

Destacó que “estamos poniendo a prueba este tipo de cabina porque se trata de un prototipo generado por la Universidad y ya estamos en la construcción de otras cinco más, las cuales irán una por unidad académica y otra para la Secretaría General de Gerencia y Desarrollo, donde está la mayor concentración de personal no docente y alumnos”.

A ello se sumará, según precisó, un personal que estará midiendo la temperatura de cada persona que ingrese a los lugares mencionados.

“Esta es una forma más de darle lucha a este virus, ya que además estamos produciendo productos sanitizantes que van desde lavandina, alcohol puro y en gel, jabón líquido, entre otros. “Todo esto se trata de una gran producción y estamos apuntando a tener una planta de elaboración de productos sanitizantes, a los fines de estar totalmente cubiertos y minimizar la posibilidad de contagio”, subrayó.

A su vez, refirió que “paralelamente se están elaborando protocolos para la vuelta a la presencialidad y para la virtualidad. Este último ya fue aprobado en comisión (en el Consejo Superior) y el otro está en elaboración y tiene su rigurosidad también con, por ejemplo, el uso de barbijo, lavado de manos, mantener la distancia social, etcétera. Lo estamos elaborando y lo vamos a presentar al Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID-19 de la provincia para su posterior aprobación”.

Vital importancia

Por su parte, el secretario Olmedo resaltó que la cabina sanitizante “es un elemento de vital importancia para el momento que está viviendo la Argentina y nuestra provincia porque en un principio esta pandemia nos hizo reestructurar todas las acciones, por supuesto siguiendo todas las medidas y normativas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de los decretos del Poder Ejecutivo Nacional (PEN)”.

Durante este período de aislamiento social, preventivo y obligatorio “la UNaF siguió trabajando con dotaciones esenciales, respetando todas las medidas de bioseguridad y de distanciamiento social”, marcando que “estas cabinas son muy importantes para el funcionamiento institucional de la Universidad y, sobre todo, cuidando a quienes están prestando el servicio mínimo y también pensando en el regreso a la presencialidad en algún momento y en los estudiantes”.

Condiciones óptimas

A su turno, el subsecretario de Planeamiento de Obras, Ing. Carlos Martínez, puntualizó que “con el inicio de la pandemia del coronavirus se empezaron a tomar los recaudos en esta Universidad a fin que tanto los estudiantes como los trabajadores no docentes y los docentes tengan las condiciones óptimas para desempeñar sus tareas”.

“Fue así que el rector nos encomendó la instalación de cabinas sanitizantes. Empezamos a mirar presupuestos y vimos que si teníamos que comprarlas tienen un alto costo, por lo que le propusimos la construcción de una propia”, acentuó.

Remarcó finalmente que “se trata de una cabina diseñada y construida por la gente de la Universidad y que será utilizada por la comunidad educativa de la UNaF. Es una de las medidas necesarias para el reinicio de las actividades que fue impulsada tanto por el rector Parmetler como por el secretario Olmedo como algo de primera necesidad”.