La UNaF aprobó su protocolo de abordaje de casos de violencia de género

En el marco de la última sesión extraordinaria del Honorable Consejo Superior (HCS) de la Universidad Nacional de Formosa (UNaF) se informó sobre el recientemente aprobado protocolo de abordaje de casos de violencia de género que se implementará en la casa de altos estudios local.

Ello viene a sumarse a la adhesión de la UNaF a la Ley Micaela N° 27.499, que establece la capacitación obligatoria en la temática de género y violencia contra las mujeres para todas las personas que se desempeñen en la función pública en la República Argentina.

«Después de un arduo trabajo fue aprobado el protocolo que fue presentado por la Subsecretaría a fines del año pasado», refirió la subsecretaria de Derechos Humanos, Género y Discapacidad de la UNaF, Prof. Griselda Correa.

Respecto del proceso detalló que «se efectuó la presentación, se remitió al Consejo Superior, que a su vez lo derivó a las Comisiones de Legales y Reglamento, volvió y fue nuevamente trabajado por todos los consiliarios y en recientemente se lo pudo aprobar».

«Es de suma importancia poder contar con un instrumento de estas características», subrayó la funcionaria, recordando que «en el anteúltimo Plenario de Rectores y Rectoras del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) el rector de la UNaF, Esp. Augusto Parmetler, firmó la adhesión de la casa de altos estudios a la Ley Micaela y anteriormente también había suscripto la adhesión a la Ley de Protección Integral hacia la Mujer».

Subrayó que «con el protocolo se culmina un proceso por el que no solamente está atravesando la Universidad, sino toda la sociedad en un tema tan sensible que nos compromete como casa de altos estudios, en el sentido de que este no es sólo un espacio en el que se tiene que trabajar la temática, sino también estar en defensa de los más vulnerables».

«En principio, el protocolo irá a todos los Decanatos de las Facultades de la UNaF y a los cuatro centros de estudiantes porque es fundamental que los estudiantes que militan a favor de los derechos tengan conocimiento de en qué consiste este instrumento y sepan sus derechos», puntualizó.

Finalmente, remarcó que «esta es una temática que no solamente atraviesa a las estudiantes, sino también a las docentes, las compañeras no docentes y a toda la comunidad universitaria, de manera que un representante de cada estamento va a contar con el protocolo para hacer su difusión. Haremos lo que nosotros comúnmente llamamos la réplica, a los efectos de que todos contemos con la misma información».