LA PROVINCIA INVIRTIÓ MÁS DE 10 MILLONES DE PESOS EN LOS LABORATORIOS DE LA UNAF

El secretario de Ciencia y Tecnología la provincia, el ingeniero Ricardo Oviedo, destacó la relevancia que adquieren los convenios celebrados con el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) y resaltó que se fortaleció fuertemente, desde la acción del Gobierno provincial, la gestión de la Universidad Nacional de Formosa (UNaF).

En ese sentido, aludió a la creación del Instituto Universitario Formoseño (IUF) para trabajar en una región pujante con sede en Laguna Blanca, señalando que el apoyo, que  excede todos los límites jurisdiccionales ya que la prioridad es el ser humano, según las definiciones gubernamentales,  se traduce en aportes por más de 10 millones de pesos para construir la mayor batería de laboratorios que tiene la UNaF.

Precisó que se trata de los laboratorios de Física, Química, Genética y Producción Animal, para ensayos de materiales destinados a los futuros ingenieros civiles, y los de Biotecnología y de Biología Molecular que están en proceso de construcción con aportes genuinos del Estado provincial.

El funcionario también hizo referencia a la firma de los convenios de ampliación de la oferta académica con el apoyo del Gobierno y, en ese sentido, trajo a cuenta el apotegma peronista que señala que “el trabajo dignifica y la educación libera” y a partir de la generación de conocimientos y la educación de los jóvenes, seguramente con la herramienta para la aplicación de la ciencia y la tecnología al servicio del pueblo y no de intereses de pequeños grupos como aconteciera durante muchos años en la Argentina.

Complementando el concepto del presidente del Conicet, Roberto Carlos Salvarezza, cuando aludía a la concentración económica y política, dijo que se trataba de un país producto de un modelo que le daba la espalda al resto de las provincias y de la aplicación de una política neoliberal que lo único que hacía es concentrar poderes económicos, recursos humanos y tecnológicos en la Pampa Húmeda del país, generando grandes asimetrías.

A su vez, Oviedo apuntó que con la llegada a la máxima responsabilidad  política de la Nación por parte de Néstor y Cristina Kirchner comenzaron a disminuir esas asimetrías en todos los niveles, que no solamente se dio en el campo de las ciencias y las tecnologías, sino también en el ámbito de la salud, la educación y de la infraestructura.

“Por eso, los formoseños tenemos que valorizar con mucha fuerza cuál es la actualidad de la Nación y la de esta provincia –subrayó-. Los formoseños tenemos que seguir apostando con fuerza a un modelo popular nacional y provincial de inclusión, de mayor justicia social para que absolutamente todos tengamos la posibilidad de desarrollarnos en el lugar que hemos nacido”, exhortó.

Asimismo, destacó que con el acto que se llevó a cabo este miércoles 18, con la visita del presidente del Conicet, se pone a la ciencia y la tecnología al servicio de la provincia, de los sectores productivos e industriales, una herramienta importante que viene a corroborar y sumar a todo lo que se ha hecho en Formosa. “Y tenemos que hacerlo no por una cuestión de simple politiquería, sino con el convencimiento de que, apoyando el proyecto nacional y popular y el modelo provincial, seguramente será posible contar con una Formosa más justa, más igualitaria y con mayor justicia social”, dijo.

Momento histórico

El ingeniero Oviedo expuso que Formosa vive un momento histórico ya que se está reafirmando, a partir del aporte de una herramienta como la ciencia y la tecnología, la construcción de un modelo de provincia basado en un proyecto que tiene como fundamento la inclusión de todos los formoseños.

Evocó a Juan Domingo Perón cuando señalaba que en la ciencia y en la tecnología se reconoce el núcleo de la liberación, para señalar luego que el gobernador Insfrán no solamente que realizó y tomó como bastión esa expresión del creador del Movimiento Nacional Justicialista, sino que lo desarrolló con fuerza y convicción, desde el primer momento que asumió la conducción de los destinos de Formosa.

“Cuando iniciaba de su Gobierno, si hablábamos de ciencia y de tecnología y mirábamos el mapa provincial, solamente podíamos ver a una novel Universidad Nacional de Formosa con un grupo de docentes investigadores y al INTA, que estaba ubicado en El Colorado, desarrollando tecnologías para un sector muy pequeño en una región sectorizada de la provincia dejando excluidas a grandes superficies y regiones”, rememoró.

Dijo que ante esa realidad, lo primero que decidió el jefe del Ejecutivo es la creación de los Centros de Validación de Tecnologías Agropecuarias (CEDEVA) para dar respuestas a las necesidades de desarrollo tecnológico, de validación de tecnologías y de desarrollo del conocimiento científico en el seno de los sectores productivos.

Finalmente, remarcó que el primero de ellos fue localizado en Laguna Yema, en el centro oeste, señalando que del mismo modo que cuando esta provincia era descalificada a nivel nacional “muchos aquí consideraban a esa zona como una región inviable en nuestra Formosa querida”.

Significó que la apuesta de Insfrán no solamente dio sus frutos  al transformar la región del centro oeste, sino que a partir de allí se generaron otros dos CEDEVA, uno en Las Lomitas y otro en Misión Tacaaglé, abarcando todas las regiones productivas del territorio formoseño.

Oviedo

El ingeniero Ricardo Oviedo destacó la relevancia que adquieren los convenios celebrados con el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) y resaltó que se fortaleció fuertemente, desde la acción del Gobierno provincial, la gestión de la Universidad Nacional de Formosa (UNaF).