“La humanidad está acercándose a comprender lo que es la protección de la vida”

Recientemente, tuvo lugar en la Facultad de Ciencias de la Salud (FCS) de la Universidad Nacional de Formosa (UNaF), la conferencia titulada “Salud y armonía de los ecosistemas desde una perspectiva integral de la salud – Cómo funcionan las terapias naturales en la auto-organización de la Salud de los Seres Vivos”.

La FM 102.7 Radio Universidad Nacional de Formosa entrevistó a la Dra. Marta Pérez Viña, ex Directora del Centro Nacional de Medicina Natural de Cuba, quien estuvo a cargo de la disertación y al ser consultada sobre el tema trascendente de la misma, comentó que “consiste en el ámbito de la salud y de la comprensión de cómo nosotros tenemos que vivir en red con todo el ecosistema Tierra, desde la percepción de que a veces no nos fijamos en los aspectos importantes para respetar la vida, y con respecto a eso cómo las medicinas naturales pueden constituir formas de armonización dentro de los seres vivos con respecto de los ecosistemas”.

“Esto más allá de una propuesta o una explicación es una invitación a formas de vivir que tienen hábitos naturales, pero sin renunciar a lo que el desarrollo nos ha brindado. Sencillamente se trata de conocer dónde estamos y hacia dónde vamos. Mi objetivo no es venir a dar una conferencia seria, es solo compartir saberes y en base a eso enriquecernos todos con maneras de pensar diferentes pero que tienen confluencia similar y viceversa”.

“Creo que la humanidad se está acercando a una comprensión más amplia de lo que es la protección de la vida, y ahí las llamadas “enseñanzas de las abuelas” son muy importantes sobre todo fisiológicamente, en lo relativo al respeto a la madre Tierra, pero no obviando al principio femenino sino incluyendo en un ser y estar sincrónico y armonizado del principio femenino y masculino. Escuchar a nuestros padres y abuelos con sus costumbres es importante, además las cosmovisiones indígenas tenían mucho que decirnos y tenemos que rescatar todas esas sabidurías que hoy se mantienen, aunque sin extraer sus recursos desde una bioética ambientalista poco ética con respecto a los recursos naturales”.

“La vida nos ha mostrado que todas las poblaciones que en algún momento fueron excluidas o no consideradas suficientes han sobrevivido y nos están enseñando bondadosamente muchos aspectos que todavía tenemos que “reaprender”. Se trata de aprender a convivir entre todos y con todos donde para nada la ciencia está alejada de la tradición, yo creo que la formula está en eso”.

En cuanto a si estos conceptos son aplicados en Cuba, dijo “en el año 1996 pasó a ser un programa del Ministerio de la Salud Pública y se mantiene de esa manera. Allá, las universidades, junto con la practica occidental enseñan las medicinas naturales, y de hecho existe una especialidad en medicina natural con una maestría y otras formas de diplomarse o de cursos bases.”

“Ninguna población del planeta está exenta de tener algún tipo de desastres naturales, los cuales generalmente provocan el aislamiento de la población, y falta de acceso a la medicina o a la inyección. Entonces se puede pensar en cómo hacer una estrategia para que aprendan otras formas, también puede ser las terapias naturales como la acupuntura, las medicinas verdes o las de las aguas. Todos esos elementos y demás pueden llegar a tener una importancia grandísima para las poblaciones”.

Por último, sobre a quiénes se dirigió la conferencia, comentó que “la intención fue darla para todo el que esté interesado. Los jóvenes son muy importantes porque son el futuro, y son ellos los que están recogiendo un planeta contaminado. Nosotros somos responsables de eso, por eso también tenemos que convivir con ellos y ayudarlos para que continúe la vida en la Tierra”.