“La gratuidad del ingreso a la universidad está garantizada”

Recientemente, el Ministro de Educación de la Nación, Esteban Bullrich designó al rector de la Universidad Nacional del Litoral (UNL), Dr. Albor Ángel Cantard como Secretario de Políticas Universitarias. En este sentido otorgó una entrevista exclusiva a la FM 102.7 Radio Universidad Nacional de Formosa, en la que dio a conocer las prioridades que tendrá en su función, entre otros conceptos.

Con respecto a su designación, comentó que desde días antes de conocerse “veníamos trabajando y charlando con un equipo de profesionales y técnicos, junto con el ministro Bullrich, y allí se contempló esa posibilidad. Puedo decir que fue bastante sorpresivo, ya que se dio en un margen muy corto de tiempo”.

Sobre su gestión, el Dr. Cantard dijo “hay una serie de ejes centrales: por un lado, la calidad educativa, que tiene que ver con la formación permanente de nuestros docentes. En este sentido, hay un planteo muy fuerte de revalorizar la labor docente, lo cual está siempre presente en el discurso y las acciones del ministro Bullrich. Tenemos el desafío de generar un proceso de articulación entre la universidad y el secundario, dos sistemas que vienen funcionando por separado”.

“Tenemos un criterio muy firme en lo relativo a la transparencia en el manejo de los fondos universitarios, con absoluta claridad y objetividad en cuanto a de dónde vamos a disponer los recursos de los que dispone el sistema. Paralelamente, en este camino buscamos el equilibrio necesario para ejecutar dichos fondos. Vemos que ha habido una distribución discrecional en tiempos recientes, por lo que en el futuro intentaremos dejar de lado esa discrecionalidad y sin castigar a nadie, lentamente reproducir ese equilibrio.”

“Otro eje que nos parece muy importante es la vinculación de la universidad con el sector socio-productivo. En las casas de estudios nacionales se generan dos tercios de la investigación que se hace en el país, por lo cual las universidades cumplen un rol central al momento de generar conocimiento y transferirlo al sector socio-productivo, esto es esencial en el desarrollo de nuestro país. Todo lo mencionado está dentro de los grandes lineamientos de la gestión que nos proponemos”.

Al momento de analizar el crecimiento de las universidades en los últimos años, abarcando el crecimiento en personal e infraestructura y su continuidad, el funcionario agregó “esta política no sólo continuará, sino que la vamos a mejorar. Dentro del sistema universitario siempre hemos reclamado una mayor articulación con las áreas del Ministerio de Ciencia y Tecnología con un vínculo directo entre ambos ministerios y sus respectivas secretarías, en cuyo sentido ya existieron las primeras charlas”.

Consultado sobre si se continuará garantizando la gratuidad del acceso a las universidades, el flamante Secretario de Políticas Universitarias sostuvo “está consagrado en la Constitución Nacional por lo cual está fuera de discusión. Nadie se está planteando arancelar el sistema universitario y esta es una discusión felizmente ganada en nuestro país hace más de 20 años. Lo que sí nos genera preocupación es que hay muchas dificultades que nos plantean los rectores tanto de las universidades públicas como privadas, para poder implementar la ley en los términos con los que ha sido sancionada, y esto está actualmente en discusión con el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) y el Consejo de Rectores de Universidades Privadas (CRUP)”.

Sobre la posible reformulación de la Ley de Educación Superior, el Dr. Cantard dijo “es un tema que tendremos en carpeta para el próximo año. Hay que repensar una ley nueva, ya que estamos con una ley de la década de los 90. Soy optimista en que podamos alcanzar consenso dentro del sistema para impulsar una nueva Ley de Educación Superior”.

Finalmente, refiriéndose a los programas de becas nacionales que la Secretaría de Políticas Universitarias tiene actualmente en funcionamiento, comentó “intentaremos mantener lo que la Secretaría y el Ministerio invierten en cuanto a becas, planes de voluntariado y otros aportes para el sostenimiento de aquellos que lo necesiten y permanezcan en el sistema universitario. Además revisaremos el resultado de estas inversiones, el esfuerzo que hace el Estado nacional a través de 60000 becas a estudiantes tiene que redundar en mejorar la tasa de graduación. Por lo tanto, hay que hacer un seguimiento con los becarios, para saber si cumplen con las exigencias del requisito académico, más allá de recibir la beca”.