INCENTIVOS DEL CONICET PARA FEDERALIZAR LA INVESTIGACIÓN

El Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), junto al Ministerio de Ciencia y Tecnología y las 50 Universidades nacionales, promueven incentivos para radicar investigadores en todo el territorio y federalizar las capacidades científicas, afirmó Santiago Sacerdote, vicepresidente de Asuntos Tecnológicos del organismo científico.

Santiago Sacerdote

Santiago Sacerdote, vicepresidente de Asuntos Tecnológicos del organismo científico.

“La idea es articular todos los esfuerzos para federalizar la investigación y fortalecer las capacidades en el territorio, a través de una propuesta especial con el Ministerio, la Agencia Nacional de Promoción, la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) y el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN)”, dijo Sacerdote.

La iniciativa tendrá una línea de financiamiento de la Agencia para radicar doctores en las 50 Universidades nacionales, con seis Centros de Investigación y Transferencia (CIT) como una de las herramientas, y otros incentivos.

“Con ese objetivo nacen los CIT, como un programa que busca llevar el Conicet a donde institucionalmente no está en la distribución geográfica, aunque haya investigadores en las Universidades” de esos lugares, contó Sacerdote.

El programa busca fortalecer en todo el territorio nacional la presencia de investigadores, el 80 por ciento de los cuales está fundamentalmente en Buenos Aires, Rosario, Santa Fe, La Plata, Córdoba, Mendoza y Tucumán.

“El programa de radicación activa abarca hoy lugares y temas que tienen sentido que se desarrollen a través de institutos orientados por actores locales”, fundamentó.

Así, en el CIT de Jujuy se estudia el litio, la biología de altura y los cultivos andinos; en el de Comodoro Rivadavia, la temática es el recurso energético mareomotriz; en Villa María, Córdoba, el acento está puesto en el área productiva, con biomasa, lácteos y cerdos; y en Santiago del Estero, en el desarrollo forestal y ganadero.

Vale recordar que el pasado mes de abril, el ingeniero Sacerdote realizó una visita de dos días en Formosa, reuniéndose con el gobernador Gildo Insfrán, el jefe de Gabinete de Ministros, Antonio Ferreira, y el rector de la Universidad Nacional de Formosa (UNaF), Martín Romano, marco en el cual se anunció la creación de dos CIT, uno en la capital formoseña y otro en el interior.

Ambos estarán orientados a la gestión en tecnología de alimentos: el primero de ellos, en cuanto a las carnes, tendrá su sede en la ciudad capital y el segundo estará en la localidad de Laguna Blanca y se circunscribirá a los frutos subtropicales y productos hortícolas.

Brindar las condiciones

Los incentivos consisten en cien mil pesos para que los investigadores se radiquen, la posibilidad de iniciar un proyecto de investigación propio, un cargo en la Universidad que lo recibe y casa gestionada a través de las provincias.

“En los últimos diez años, el Conicet está creciendo a una tasa muy importante, del 10 por ciento, lo que implica que ingresen en 2013 a la carrera 720 investigadores a los que hay que darles condiciones para que se inserten, financiamiento y espacio edilicio”, dijo.

“Hay un cupo por estas restricciones y la demanda es mayor, por lo que van a entrar por orden de mérito y, a partir de determinado lugar, ingresarán quienes vengan de zonas no centrales”, detalló el funcionario.

Enfatizó que “queremos llevar la matriz de distribución geográfica hacia algo distinto y con esto sólo no alcanza, sin tener al mismo tiempo una política activa de mover a la gente nuestra hacia otros lados de modo de cubrir toda la geografía del país, con los incentivos para que la gente se radique”.

Sacerdote, quien integra el directorio del Conicet en representación del sector industrial, planteó que “el país necesita el impulso de una nueva generación de empresas basadas en el conocimiento, lo que requiere una matriz productiva más sofisticada, que paga más salarios y genera más valor”.

Por eso, el Conicet “busca activamente esas tecnologías con mayor potencial para promover que los investigadores den el salto a la creación de empresas de base tecnológica, y darles el soporte”, finalizó.