«Estamos en la era de las oportunidades»

La SECyT UNaF organizó un Taller Integral de Educación Financiera para Emprendedores, en el marco de la Semana Nacional del Emprendedor Tecnológico 2016, patrocinada por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación.

La capacitación que se llevó a cabo los días 29 y 30 de septiembre pasado en el Microcine de la Biblioteca Central de la UNaF, estuvo a cargo de Mariano Vallejo, quien lleva 16 años dando a conocer la Programación Neurolingüística dirigida al desarrollo personal y profesional, y que además es educador financiero y dirige la consultora de desarrollo integral “Herramientas para la Excelencia” con sus sedes en Córdoba y Neuquén.

Durante una entrevista concedida al programa EUREKA RADIO que se emite por FM 102.7 Radio UNaF, Vallejo explicó que “el enfoque de este taller apunta a trabajar un aspecto clave para cualquier emprendedor y tiene que ver con poder alinear todos sus conocimientos, sabiendo qué efectos le produce en pro y en contra de su mentalidad” Puntualizó que “cuando se habla de educación financiera pareciera dar a entender sólo una cuestión económica, pero en realidad es entender cómo nuestra mentalidad va siendo, o ha sido programada en función de nuestro modelo familiar, a la educación y al sistema en el que estamos, cómo nos ha generado esa relación interna en función al dinero, a las oportunidades, al trabajo, al éxito económico”.

“En relación a esto – agregó- se  va modificando o condicionando nuestra mentalidad, inconscientemente, en muchos programas o patrones mentales emocionales que operan distinto en una persona que se identifica como un empleado, en aquel que se identifica como un profesional independiente, o el dueño de negocio o emprendedor, o un inversor, es decir que cada uno de estos perfiles y realidades requiere una mentalidad distinta y acorde a esos resultados, el tema es cuando iniciamos emprendimientos desde una psicología basada la dependencia, en todos los patrones que hacen a cómo funciona nuestra mentalidad de empleado”.

El núcleo del Taller

El capacitador comentó que “el eje del taller es trabajar en los paradigmas mentales y emocionales y darnos cuenta como en estos días hay nuevos paradigmas según los tiempos actuales. Lo hacemos basados en lo que son las neurociencias, la programación neurolingüística, la inteligencia emocional, comprendemos este mecanismo interno que tenemos las personas, y cómo vamos conformando estos paradigmas que definen nuestro potencial pero también nuestros límites”

 Comentó además que “la capacitación está dirigida a todas las personas que están interesadas en superar sus paradigmas, aquellas que ven que en este sistema actual económico, donde sólo está la opción de trabajar, existe también la otra opción de poder emprender y darse cuenta que el primer paso es trabajar en uno, que si uno cambia va cambiar la realidad exterior que uno tiene”.

La importancia de la ambición

El especialista en PNL  afirmó que “tenemos arraigado interiormente  que la ambición es mala, pero la ambición es buena, porque si no fuera por la ambición de las personas que han ayudado a evolucionar el mundo hoy seguiríamos comunicándonos por señales de humo, lo que está mal es la codicia, no tener integridad en la manera de canalizar esa ambición, pero claro dentro de las enseñanzas que nos han hecho en torno al dinero ha generado una dualidad, los pobres son buenos y los ricos son corruptos, entonces los pobres se auto limitan inconscientemente, porque piensan que si no lo hacen van a dejar de ser buenas personas y la gente rica podría pensar que están condenados socialmente”

La “Carrera de la Rata”

Al referirse a la “carrera de la rata”, Vallejo explicó que  “es un término de Robert Kiyosaki, para definir este círculo vicioso en el que están las personas de  clase media y baja al querer mejorar su condición económica y pasar la vida trabajando, intercambiando su tiempo por dinero, y llevándolas a un stress en donde nunca termina de salir de esa situación, de estar dando vueltas”.

“La solución pasa por conocer las herramientas que tenemos para generar mayor prosperidad a nivel económico, y qué motivaciones tenemos, en ese sentido al haber estudiado los distintos perfiles psicológicos, se suele decir que las personas que son prosperas o ricas a nivel no solo económico, sino integral, son motivadas por sueños, mientras que la gente de clase media o pobre se motiva por miedo, a que no le falte, a no tener, entonces son dos motivaciones distintas y que también están centradas en dos aspectos distintos, mientras unos están centrados en el bienestar los otros está centrados por la escases, esto tiene que ver con la sociedad, la cultura, la experiencia de cada uno, y todo esto va condicionando la actitud de vida y hacia las oportunidades para poder mejorar la situación”, resaltó.

Los dos pilares de un buen emprendedor:

El consultor de RR.HH señaló cuales son los dos pilares de un buen emprendedor: primero hacer toda una reestructuración de sus paradigmas, actualizar su mentalidad y segundo tener una pasión por su proyecto relacionado a que éste forma parte de su energía de vitalidad y creatividad que se pone en acción y sobre todo la creatividad y el compromiso para poder hacer valer y poder superar todos los obstáculos que aparecen en contra del logro de ese emprendimiento.

Indicó que “se trata de explorar los límites de los paradigmas que traemos y expandirlos, conociendo nuevos paradigmas que requiere tener hoy un emprendedor, y a su vez conocer también nuevas herramientas que se abren al mundo para producir un mayor bienestar económico. Y es que de acuerdo al nivel de la clase media, lo que hemos conocido es comprar alguna moneda, dólares, plazo fijo y ahorro, y el sueño de la casa propia, sin embargo hay todo un mundo nuevo a nivel de acciones, inmobiliario, fondos de comercio, muchas herramientas que la gente utiliza ya pero que hasta hace un tiempo no se compartía con la clase media y baja, pero hoy en día por la globalización está al alcance de todo”.

Finalmente, Vallejo apeló a un refrán chino para redondear su idea: “las oportunidades siempre están pasando delante nuestro pero solo aquellos ojos que están entrenados son capaces de verlas” , aconsejando que “todo es cuestión de abrir esa mirada que es como una apertura de mente o  de conciencia para que los emprendedores formoseños empiecen a identificar esas oportunidades que se nos están presentando hoy en día, justamente porque estamos en la era de las oportunidades”.