El rector de la UNaF se refirió al día del Ingeniero Forestal

Con motivo de recordarse el día del Ingeniero Forestal el 16 de agosto de cada año, la señal audiovisual universitaria entrevistó al rector de la Universidad Nacional de Formosa (UNaF), Ing. Martín Romano.

El rector comenzó diciendo “deseo un feliz día a todos los colegas y a los estudiantes en forma personal, de parte de la Universidad y de la carrera de Ingeniería Forestal, en particular, y que éste sea un día de reflexión”.

“Nosotros los forestales, tenemos una misión altruista que a veces es difícil cumplir, ya que vivimos en mundo regido en el consumismo inmediato y que no piensa en el futuro. La gente toma conciencia de la importancia del bosque nativo cuando lo necesita. Mientras tanto, se lo utiliza sin manejo, y al usarlo sin un plan de ordenación es muy difícil mantenerlo en el tiempo”.

“El problema del bosque nativo es que tiene una maduración que lleva su tiempo, en cuanto a la madera, que es su producto más importante. En nuestras casas, todos tenemos algo de madera, sean muebles, puertas o ventanas. Y cuanto mayor el poder adquisitivo de la persona, más se la utiliza. Quiere decir que la madera cumple su rol de consumo en la sociedad, pero a los forestales nos falta saber cómo vender dicho rol”.

“Debemos pensar en un plan de ordenación, desde la semilla hasta la cosecha, y en el intermedio hay que ingeniarse para extraer frutos del bosque antes de que madure la madera, y esa es la función del Ingeniero Forestal”.

“Los estudiantes de la carrera y los jóvenes recién recibidos enfrentan un escenario diferente a aquellos que tenemos más experiencia, pero tienen que seguir y no deben volcarse a la burocracia para convertirse en simples empleados administrativos. El servicio que prestamos los forestales está en el bosque, en el monte”.