El PAU-UNaF cumple con todos los controles bromatológicos

El Programa Alimentario Universitario (PAU) de la Universidad Nacional de Formosa (UNaF), que brinda durante tres días a la semana asistencia nutricional a unos 600 alumnos universitarios, cumple con todos los controles bromatológicos y de seguridad sanitaria correspondientes.

Se trata de un programa lanzado recientemente por el rector de la Universidad, Prof. Esp. Augusto Parmetler, cuya ejecución y coordinación se efectúa desde la Secretaría General de Asuntos Estudiantiles y Extensión, a cargo del Psgo. Rafael Olmedo.

Está destinado a satisfacer las necesidades de alimentación de 600 estudiantes universitarios que por la pandemia del COVID-19 se encuentran en situación de vulnerabilidad social.

Según lo destacó la coordinadora del programa, Mercedes Santa Cruz, «tomamos todos los recaudos pertinentes, ya que la gestión se toma muy en serio todo lo que es salud», enfatizando que «cumplimos con todos los controles preventivos, como la utilización de guantes, barbijos, alcohol en gel, desinfectantes, entre otros elementos de seguridad sanitaria», además de respetar el distanciamiento social y las medidas dispuestas.

A su vez, pormenorizó que para el ingreso al campus hay un estricto protocolo que se debe cumplimentar, el cual es llevado adelante por personal del Centro de Promoción de la Salud Estudiantil «Dr. Ramón Carrillo» de la UNaF.

«Toda aquella persona que ingrese al campus y se acerque para retirar la vianda debe seguir los controles pertinentes –explicó-. Se efectúa la toma de la temperatura, el oxígeno en sangre y otros parámetros vitales, además de los controles nutricionales».

Expuso que todo ello se lleva a cabo en concordancia con lo fijado desde el Gobierno provincial a través del Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID-19. «Justamente, para no estar en disonancia con lo que se aplica en la provincia de Formosa tenemos los controles que nos piden que apliquemos, a los fines de no interrumpir los controles que hace la Policía Provincial. Es así que somos nosotros los que les acercamos a los chicos la comida, así ellos no violan la cuarentena y no se ven forzados a tener que venir hasta la Universidad», apuntó Santa Cruz.

Además remarcó que «tenemos todo un equipo trabajando, donde hay enfermeros, nutricionistas y bromatólogos, ya que como tenemos el manejo de comida, alimentos y materia prima debemos que ser muy rigurosos, la gestión así lo exige y la situación también para estar a la altura».

«Tenemos controles bromatológicos muy exigentes –recalcó-. Todos los que intervienen en el programa se prepararon y capacitaron en todo lo que tiene que ver con utensilios, condiciones higiénicas, tratamiento de los productos, etcétera, y estamos en constante trabajo para tener un alimento de alta calidad que les llegue a los estudiantes».

Hizo notar que en la UNaF «hay una gestión que está pensando y tratando de contener mayormente a los estudiantes, lo cual es un trabajo de todas las aristas», donde el PAU «es una pequeña pata que ayuda a los alumnos, pero además hay otras áreas que brindan otro tipo de contención para los chicos».

«El objetivo es brindar una ayuda integral al estudiante y, tal como lo pregona el rector Parmetler, que haya igualdad y equidad para todos», concluyó.