“EL DESAFÍO DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN HOY ES MARCAR Y DEFENDER SU PROPIA AGENDA”

La licenciada Cynthia Ottaviano, titular de la Defensoría del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual, manifestó que “el desafío que hoy tienen los medios de comunicación es marcar y defender su propia agenda, resguardando su cultura e identidad”, haciendo hincapié en la producción local para tener una radio y televisión “más democráticas”.

En una entrevista exclusiva con la Radio “Universidad Nacional de Formosa” FM 102.7, la funcionaria nacional explicó que la Defensoría fue creada a partir de la sanción de la Ley 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual.

Se trata de un organismo dependiente del Poder Legislativo, cuyo titular es designado por resolución conjunta de ambas Cámaras, a propuesta de la Comisión Bicameral de Promoción y Seguimiento de la Comunicación Audiovisual. Entre sus misiones y funciones se cuenta la de “recibir y canalizar las consultas, reclamos y denuncias del público de la radio y la televisión, y demás servicios regulados” por la Ley de Medios.

“La Defensoría es nueva, tiene nada más que seis meses de creación –indicó Ottaviano-. Pero es la primera vez en la historia de la Argentina que se conforma un organismo para que los oyentes o televidentes puedan presentar sus reclamos o denuncias toda vez que piensan que se ha vulnerado la ley”.

Ello incluye, detalló, por ejemplo “cuando se considere que hay trato discriminatorio a través de la televisión, o bien violencia mediática, se difame o tal vez denigre a la mujer. O también si un cableoperador no pasa Paka Paka o INCAA TV, que son las señales generadas por el Estado y que de acuerdo a la Ley (de Medios) tienen que estar en la grilla de programación”.

Enfatizó que estas presentaciones, ya sean denuncias o consultas, se pueden cumplimentar en la página web del organismo: http://www.defensadelpublico.gov.ar/es.

“Las personas que no cuenten con Internet o e-mail pueden pueden presentarse en las Delegaciones Provinciales del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), la Defensoría del Pueblo y la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) –detalló la licenciada Ottaviano-. Y pueden escribirnos al Apartado Especial N° 8 de la Sucursal Congreso, que es una carta gratuita”.

Confirmó, en ese sentido, que ya se recepcionaron unas 190 denuncias, reclamos o consultas, aproximadamente. Las mismas van desde quejas porque empresas de cable no incluyen en sus grillas determinados canales estatales o denuncias por episodios de violencia mediática en la radio o TV, donde se denigra a la mujer o se promueve la explotación femenina.

“También hemos tenido denuncias vinculadas a casos de cobertura (periodística) sobre la salud mental o miradas sesgadas con respecto al lesbianismo, a lo que se suma que dentro del horario de protección al menor se pasan películas para mayores de 18 años –acotó la funcionaria-. Las denuncias son muchas y variadas porque la ley es muy amplia y resguarda principalmente los derechos de los niños y adolescentes”.

Relató el caso puntual de una denuncia que provino desde la provincia del Chaco, reclamando que los canales de televisión abierta no emiten las tres horas de programación infantil que establece la normativa vigente y que los noticieros no implementan el lenguaje de señas. “En cuanto a las radios, se denunció que muchas no cumplen con la cuota de producción local, no tienen informativos locales y repiten completamente la programación de Buenos Aires”, advirtió Ottaviano.

A modo de conclusión, la titular de la Defensoría del Público de Servicios de Comunicación Audiovisual entendió que “el desafío que hoy tienen los medios de comunicación, tanto radios como canales, es marcar y defender su propia agenda, resguardando su cultura e identidad. La Argentina es multicultural, por lo cual es importante que cada medio pueda expresarse porque en la radio y la TV se desarrolla socioculturalmente el país”.

“Hay que defender la producción local, el idioma de nuestros pueblos originarios y a los niños, niñas y adolescentes para poder tener una radio y televisión más democráticas”, finalizó.