El Consejo Superior aprobó la distribución del Presupuesto 2016

El Consejo Superior de la Universidad Nacional de Formosa (UNaF) aprobó este miércoles 6 de julio la distribución del Presupuesto 2016 que contempla alrededor de un 90 por ciento para el pago de sueldos y el 10 por ciento restante para hacer frente al concepto por “Otros gastos”, el que se destinará al mantenimiento y funcionamiento de la casa de estudios.

Ese cuello de botella presupuestario para el segundo de los ítems es, sin embargo, una radiografía que ilustra la situación económico-financiera que comparte el conjunto de las Universidades públicas del país.

En el caso de la UNaF, a partir de la definición oficial de cómo serán repartidos sus fondos, lo que no se destine a los haberes del personal, será dirigido para afrontar el pago de los servicios de la energía eléctrica, agua, teléfonos y alquileres. Además, deberá alcanzar para la compra de insumos de oficina, para los elementos necesarios en el dictado de las clases y para solventar la adquisición de los materiales que exige el complejo de laboratorios de las cuatro unidades académicas.

A pesar de ello, la resolución tomada por el Plenario tuvo un capítulo especial, muy esperado por los estudiantes. Movidos por esa expectativa, un grupo de alumnos colmó las instalaciones del Microcine del Campus Universitario, donde habitualmente sesiona el Consejo Superior.

Ese apartado sucedió cuando el recinto —presidido por el rector Martínfoto 2 reunión consejo superior - copia Romano— votó en forma unánime para que de los 50 millones de pesos que se destinan al pago de servicios de la UNaF, 9 millones de esa partida sean separados e invertidos en becas para estudiantes de escasos recursos.

“Somos conscientes de que tenemos estudiantes muy humildes y por eso apostamos fuerte por ellos. Es casi el 20 por ciento que irá a becas de los 50 millones que tiene la Universidad para los gastos de todo el año”, le expresó Romano a Radio Universidad.

Al respecto, el titular de la casa de estudios destacó que esa decisión no la tomó en solitario, “sino que lo acompañaron los cuatro decanos y la comunidad universitaria representada por el resto de los consiliarios” en el Consejo.

Para una mayor transparencia en el manejo de esos recursos, una comisión integrada por los titulares de las cuatro Facultades y los estudiantes con representación en los órganos colegiados de gobierno, fijará las condiciones para su distribución.

Sin embargo, la vida institucional de la Universidad Nacional de Formosa no se reduce sólo a su capacidad presupuestaria. Por el contrario, su rol se define en la comunidad a partir del papel que cumple como un actor clave en la sociedad del conocimiento.

Por ello, de los 39 expedientes bajo el rótulo de “Asuntos Entrados” y de las 17 propuestas que tuvieron despacho de las comisiones internas del Consejo Superior, en su mayoría pertenecieron a proyectos académicos.

Los puntos sobresalientes del orden del día —más allá de la distribución de los recursos— abarcaron desde la consideración de iniciativas que impulsan nuevos concursos docentes, la designación de profesores en cátedras vacantes, la evaluación de convenios de cooperación con las Universidades Nacional de Misiones y la paraguaya de Canindeyú, hasta proyectos de “Evaluación de la Educación Secundaria”, y la decisión favorable para que la Facultad de Humanidades se convierta en 2017 en la sede del XIX Congreso Nacional de Literatura Argentina.

 

Sergio Guzmán

Radio Universidad Nacional de Formosa