“CREAR UNA SÓLIDA CONCIENCIA FORESTAL Y AMBIENTAL DEBE SER UNA TAREA PERMANENTE DE TODOS”

En el “Día Forestal Mundial”, el decano de la Facultad de Recursos Naturales (FRN) de la Universidad Nacional de Formosa (UNaF), el ingeniero Vicente Sánchez, enfatizó que “crear en el país una sólida conciencia forestal y ambiental debe ser una tarea permanente de todos”.

Valoró además el rol de la unidad académica, que prepara “profesionales forestales con buenas capacidades en dicha disciplina” y que cuenta con “una importante masa crítica de docentes que trabajan en proyectos de investigación para lograr el manejo sustentable de los bosques”.

Hizo notar que “la fecha es propicia para reflexionar sobre la importancia del recurso forestal, su situación en el mundo y en particular en nuestra región, que se traduzca en el mayor conocimiento de este recurso y de su enorme utilidad, así como de los graves problemas que actualmente enfrenta, recordando esa frase irrebatible que ‘el bosque es vida’”, enfatizando que “crear en el país una sólida conciencia forestal y ambiental debe ser una tarea permanente de todos”.

En ese sentido, entendió que este consenso “debe surgir en una mesa forestal en que participen los distintos sectores de la actividad privada (productores de la actividad primaria, industriales madereros, asociaciones de productores y profesionales) con representantes del sector oficial”.

Cifras

Puso de relieve el decano de la FRN que en la Argentina una estimación hecha en el año 1914 determinó que existían aproximadamente 107 millones de hectáreas y que el Primer Inventario Nacional de Bosques Nativos realizado por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable (SAyDS) de la Nación arrojó como resultado una superficie de 33 millones de hectáreas. “Si estas cifras fueran ciertas, en un siglo la Argentina ha perdido casi el 70 por ciento de sus bosques”, advirtió.

Seguidamente, destacó que la sanción de la Ley Nacional Nº 26.331 (del año 2007) establece presupuestos mínimos para la protección ambiental de los bosques nativos, procurando su conservación, aprovechamiento y manejo sostenible. Contempla además la asignación de fondos para contribuir al cumplimiento de sus objetivos.

En el caso particular de Formosa, “podemos decir que cuenta con una superficie importante de bosques nativos, que en la zona semiárida alcanza a una cobertura promedio de bosques de alrededor del 75 por ciento y, en menor porcentaje, en la zona húmeda”, sostuvo.

“Además, existe un Programa de Ordenamiento Territorial de los Ambientes Rurales de la Provincia de Formosa (POT-For), que tuvo su inicio formal en julio de 2008, que ha sido motivo de comentarios muy positivos e imitado por algunas provincias”, ponderó, marcando que “el carácter distintivo del POT-For radica en que además de dar cumplimiento a lo establecido en la Ley 26.331 y propiciar el desarrollo sustentable en todo su territorio, también se busca alcanzar un fuerte incremento en las superficies cultivadas con distintas especies”.

“Implementar una sólida política de conservación de los recursos naturales de toda la provincia, áreas boscosas y no boscosas y, asimismo, fortalecer a los sectores de menores recursos (pequeños productores y comunidades aborígenes) también forman parte de este proyecto”, acotó.

De todas maneras, el ingeniero Sánchez apreció que “se hace necesario establecer reservas (cuencas madereras para el manejo forestal), utilizando para ello los fondos de Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, donde se crea un fondo para la recuperación y manejo de los bosques nativos, en el marco de la Ley de Presupuestos Mínimos de Bosques”.

Finalmente, la máxima autoridad de la FRN de la UNaF hizo notar que esa unidad académica “prepara profesionales forestales con buenas capacidades en dicha disciplina, quienes están formados para realizar planes y proyectos de recuperación del bosque nativo y la implantación de bosques de cultivo”.

“A su vez, cuenta con una importante masa crítica de docentes que trabajan en proyectos de investigación, como: estudio de la calidad de sitio en plantaciones de algarrobo, cultivo in-vitro de especies forestales, secado de especies nativas para uso industrial, recuperación de bosques nativos degradados y otros, para lograr el manejo sustentable de dichas masas, coordinando acciones con los organismos específicos provinciales y nacionales”, cerró.