ALUMNOS Y DOCENTES DESARROLLAN EXITOSAS EXPERIENCIAS DE CONDUCCIÓN SILVICULTURAL

Ingenieros forestales del Laboratorio de Silvicultura de la Facultad de Recursos Naturales (FRN) de la Universidad Nacional de Formosa (UNaF), que ejecutan desde el año 2012 el Proyecto de Investigación Aplicada (PIA) denominado “Calidad de Sitio y Manejo de Forestaciones de Algarrobo”, junto con alumnos de Ingeniería Forestal, realizan experiencias de conducción silvicultural en diversas forestaciones ubicadas en el territorio provincial. 

Esta iniciativa cuenta con el apoyo del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación y del Ministerio de la Producción y Ambiente de Formosa, lo que refleja el interés institucional en el tema y de encontrar respuestas tecnológicas a los problemas que implica el cultivo de algarrobos.

De acuerdo a lo precisado por el ingeniero forestal Víctor R. Pérez, magíster en Silvicultura y Manejo Forestal y docente-investigador de la UNaF, parte del conocimiento necesario para el correcto manejo de las forestaciones es y será generado en diferentes clases de ensayos y parcelas demostrativas, ejecutados por el proyecto referido, algunos de los cuales fueron instalados en estaciones experimentales y otros en predios de los forestadores.

Los estudios y prácticas de manejo se centran esencialmente en dos cuestiones: la poda forestal y el raleo. En ambos casos, inevitablemente debe hacerse “cirugía en el bosque”. Esta situación particular del manejo tiene varias connotaciones: el uso de elementos cortantes, como ser tijerones, serruchos, motosierras, podadoras mecánicas o neumáticas, que exige conocimientos teóricos y prácticos para su manejo seguro y eficiente.

Además, el manejo forestal requiere que el productor realice una inversión mínima en la adquisición de las herramientas específicas, sin las cuales no es posible hacer una adecuada “cirugía en el bosque”.

Para obtener beneficios biológicos y rendimientos operativos no sólo se debe disponer de las herramientas adecuadas, sino que el recurso humano debe estar provisto de elementos de seguridad (guantes de cuero, casco, borceguíes o zapatos adecuados para proteger los pies de las espinas) y entrenado en las diversas técnicas de corte.

En ese sentido, se hizo notar que el uso incorrecto de las herramientas, la utilización de herramientas inapropiadas (machetes, serrucho descornador, sierra de arco para metales, motosierra con gran espada, etcétera), la aplicación inadecuada de las técnicas de corte y la inoportuna aplicación debido al avanzado grado de desarrollo del bosque generan inevitables e inequívocos daños en los árboles, no lográndose los objetivos del manejo, produciéndose un perjuicio económico con frecuencia irreversible.

Generar respuestas

Ante esta situación y con el propósito de generar respuestas locales a esos interrogantes, el Laboratorio de Silvicultura de la UNaF, junto a la colaboración de otras instituciones, ha instalado ensayos en diversas áreas de Formosa, como los de poda en Palo Santo, Riacho He Hé, San Martín Dos y el CEDEVA de Laguna Yema.

Asimismo, los ensayos de raleo se encuentran en: Colonia Sol de Mayo, Rincón Ñandú, Tres Lagunas y Buena Vista.

La expectativa es que estos estudios experimentales realicen importantes contribuciones al conocimiento de las técnicas y metodologías de silvicultura, específicas y apropiadas al algarrobo; entendiéndose que los resultados de estos ensayos contribuirán al desarrollo y sustentabilidad del sector forestador.

Impacto académico

Para finalizar, se destacó que la instalación y control de los ensayos tienen un importante impacto académico, ya que estas actividades son desarrolladas por docentes, contando con la participación de estudiantes avanzados de la carrera de Ingeniería Forestal de la FRN de la UNaF.

“La presencia de los alumnos en ciertas actividades del proyecto tiene como objetivo fortalecer su formación práctica, su contacto e interacción con la realidad de la producción primaria forestal y su participación en la planificación y la operación de las intervenciones silviculturales”, se remarcó.

En este contexto, se expuso que los estudiantes aplican técnicas y metodologías de diseños experimentales, protocolos de medición para el relevamiento forestal que les permiten luego evaluar la estructura y dinámica de las plantaciones de algarrobo, y tratamientos silviculturales diversos.

“Este proyecto de investigación sobre algarrobos constituye un espacio apropiado para que los alumnos puedan utilizar los conocimientos teóricos, capacidades y habilidades adquiridas en el uso de tecnologías y metodologías específicas de las Ciencias Forestales”, se subrayó finalmente.

Una estudiante realiza una poda sistemática a un joven algarrobo

Una estudiante realiza una poda sistemática a un joven algarrobo