Alumnos de la UNaF presentaron sus trabajos de prácticas profesionales

Estudiantes del último año de la carrera de Ingeniería Civil de la Facultad de Recursos Naturales (FRN) de la Universidad Nacional de Formosa (UNaF) presentaron sus trabajos de Prácticas Profesionales Supervisadas (PPS) en la sede administrativa del Colegio Público de Ingenieros (CPI) de Formosa.

Estos trabajos, que fueron llevados a cabo en el marco del Convenio de Pasantías realizado entre la FRN de la UNaF y el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV) de Formosa, contaron con la supervisión del Director de Obras, Ing. Enrique Daldovo, por parte del IPV, y de sus respectivos tutores profesores de la mencionada Casa de Altos Estudios.

Los mismos fueron: «Estudio de Diseño de una Losa de Cimentación para el Prototipo C de Vivienda del Barrio Nueva Formosa», cuyo disertante fue Isidro Cándido Vera y el tutor el Mg. Ing. Gonzalo Gutiérrez; «Regulación y Ampliación del Sistema Pluvial Nueva Formosa Sector Suroeste», que tuvo como disertante a María Jimena Vega y de tutor al Mg. Ing. Guillermo Menéndez; y finalmente «Regulación y Ampliación del Sistema Pluvial Nueva Formosa Sector Este», con Juan Carlos Caballero como disertante y el Mg. Ing. Menéndez de tutor.

En el marco de la presentación, al ser entrevistado por la Señal Audiovisual Universitaria, el Administrador General del IPV, Ing. Marcelo Ugelli, destacó «el relacionamiento interinstitucional entre los alumnos del último año de Ing. Civil y el Instituto», recordando también que «fui tres veces Presidente del CPI, así que se podría decir que soy como un hijo de la institución».

«Desde la función que cumplo hoy en la Provincia me toca abrir las puertas de nuestra institución para que siga creciendo esta carrera que es tan importante y necesaria, sobre todo, en un área técnica del conocimiento para la complejidad que tenemos tanto en suelo como en precipitaciones, lo cual complica el desarrollo de las estructuras y las infraestructuras», señaló el funcionario, entendiendo que «siempre es absolutamente necesario el conocimiento de los jóvenes y sus aportes para sumar».

Subrayó que «somos nosotros los que venimos a aprender con el trabajo que están desarrollando ellos, ya que realmente pudimos ver un nivel de exposiciones sumamente interesante a través de sus prácticas profesionalizantes».

En ese sentido, valoró «el relacionamiento de la Universidad con las problemáticas locales», significando que «creo que es absolutamente necesaria esta interacción y este interés de la UNaF por los problemas que tenemos tanto en la Ciudad Capital como en la Provincia, ya sea por la situación climática o bien el suelo que tenemos o la complejidad hídrica, entre otros».

Por su parte, el Ing. Aldo Rodríguez, actual Presidente del CPI de Formosa, resaltó que «nos es muy grato que las exposiciones sean de futuros colegas que tienen menos pruritos para expresar sus ideas».

Destacó «el acompañamiento del IPV para hacer estas prácticas reales, ya que no son pasantías, en las cuales ellos ya empiezan a ver la parte práctica no sólo la teórica de Ing. Civil».

«Vemos que los chicos se están involucrando en las problemáticas hoy de la Ciudad Capital, pero seguramente luego en las de la Provincia –señaló-. Entonces no trabajamos con teorías y latas exportadas de otros lugares, sino que estamos evaluando in situ la realidad que nos acarrea a todos los que vivimos en Formosa Capital».

Asimismo, la Ing. María Isabel Espinoza, integrante de la Comisión de Actualización y Capacitación del Colegio Público de Ingenieros (CPI) de Formosa, dijo que «desarrollamos una charla que forma parte de las que hacemos anualmente dentro del marco de festejos y celebraciones por el Día de la Ingeniería Argentina y de los Ingenieros».

«Tuvimos la exposición de alumnos del último año de la Carrera de Ing. Civil de la UNaF, quienes han trabajo en sus prácticas profesionales supervisadas en el convenio marco entre la Universidad y el IPV –agregó-. Los hemos invitado a exponer las conclusiones a las que han abordado en sus trabajos. Los estudiantes hicieron un trabajo que tiene 200 horas de supervisión, entonces, esto es el cierre donde ellos exponen a partir de una serie de tareas que hicieron con tutores, sus docentes en la Universidad, y desde el IPV, con el Ing. Daldovo».

Los jóvenes, puntualizó, «estudiaron las patologías que se presentan en un sector de la Ciudad, que se conoce como Urbanización Nueva Formosa, haciendo un grupo un análisis del suelo, las patologías que se presentan comúnmente en las viviendas y qué tipo de respuestas ellos podían dar a partir del análisis que hicieron».

Desafío superador  

A su turno, la Directora de Ing. Civil, Ing. Elisabeth Coenes, dijo que «fue una alegría inmensa poder sociabilizar estos trabajos que forman parte de las PPS que los chicos realizaron en el IPV en base a un convenio marco que nos permitió esta tarea conjunta».

«Estoy convencida realmente de que la posibilidad de alumnos trabajando en sus áreas de pertenencia nos hace crecer como Ciudad, como disciplina y como sociedad. Todo esto nos fortalece», remarcó.

«Sin lugar a dudas, el desafío ha sido tremendamente superador para los estudiantes, no sólo en lo disciplinar porque se encontraron manejando información en una entidad y realmente era un material muy técnico y profundo y ellos tenían que analizarlo –enfatizó-. Ese trabajo lo llevaron adelante durante 200 horas en la entidad y afortunadamente han trabajado de una manera tan profunda y tan consciente respecto que realmente debían dar respuesta a algo que les estaba requiriendo el IPV, que también les planteaba algunas dudas sobre determinadas temáticas y lograron abordarlo de la mejor manera, planteando herramientas nuevas, tecnológicas, con simulaciones y profundidad en los contenidos. Esto nos enorgullece».

Finalmente, Isidro Vera, uno de los alumnos expositores, manifestó que «me tocó encarar lo que tiene que ver con el problema de las fundaciones de los edificios livianos en nuestro suelo que se caracteriza por ser expansivo», detallando que el mismo «presenta movimientos diferenciales con variaciones de humedad propias que se potencian en nuestra Ciudad por el suelo y el régimen climático al que está sometido».

«El objetivo era justamente modelar la estructura teniendo en cuenta este fenómeno y realizar ensayos de laboratorio que los podemos practicar en la Universidad con los laboratorios con los que contamos», finalizó.