ACTIVA PARTICIPACIÓN DE LA UNAF EN CASOS DE VIOLENCIA DE GÉNERO

La Universidad Nacional de Formosa (UNaF), a través del Instituto de Género (IGUNF) de la casa de altos estudios, ha tomado intervención en casos de violencia y actualmente elabora, conjuntamente con el Observatorio de Género de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), un diagnóstico sobre estas situaciones en la sociedad formoseña como un aporte que sirva para la aplicación de políticas públicas.


La titular del Instituto de Género de la UNaF, Lilian Bistolfi, sostuvo que las intervenciones de la Justicia, aplicando penas más altas a culpables de violencia de género, hacen que esta problemática tome visibilidad, hecho que consideró como muy positivo.
Al respecto, en declaraciones a la FM 102.7 “Radio Universidad Nacional de Formosa”, precisó que estas acciones de la Justicia, como así también la repulsa comunitaria a estos hechos, ayudan a que las personas que están sufriendo violencia de género –tanto mujeres como hombres- pierdan el miedo y denuncien los hechos.
Señaló que hoy rige la Ley 26.485 que legisla sobre este flagelo social y pone a disposición de la víctima instituciones y asistencia para su resguardo.
“La mujer que es víctima de violencia tiene contradicciones internas por el temor de denunciar a su victimario. Cree que no va a poder sostenerse económicamente y esa dependencia es su limitante. Pero la mujer debe perder ese miedo porque hoy la situación es distinta en la Argentina. Instituciones del Estado intervienen activamente en la asistencia a la víctima de la violencia de género”, resaltó.
Por ello, Bistolfi exhortó a las personas que están padeciendo estas situaciones a “perder el miedo” y realizar la denuncia en comisarías de la provincia donde recibirán la asistencia con la inmediata notificación al juez de paz o penal de turno.
“Tenemos un dispositivo a través del cual inmediatamente realizada la denuncia participa la Justicia junto a la Secretaría de la Mujer, institución del Estado provincial que también actúa desde el primer momento”, detalló.
Puntualizó que mientras se tramita la exclusión del hogar del agresor la víctima es acompañada por la Secretaría de la Mujer y por la Oficina de Violencia Familiar que está dentro de la estructura del Poder Judicial. “En esa instancia la mujer, junto a sus hijos, es protegida y resguardada en un domicilio que no se da a conocer para garantizar su seguridad. Y recién retorna a su hogar cuando la orden de exclusión se hace efectiva”, manifestó.
Valoró la ley pionera en Latinoamérica porque es efectiva en la protección de mujeres víctimas de violencia de género por cuanto prevé un acompañamiento en todo el proceso.
También informó que la línea telefónica gratuita nacional para efectuar denuncias tiene asignado el número 144, la que una vez que toma conocimiento da intervención a las instituciones locales, como en Formosa a la Secretaría de la Mujer, ubicada en la esquina de Moreno y José María Uriburu, y a la Oficina de Violencia Familiar del Poder Judicial.
Concientización
Bistolfi aclaró que el Instituto de Género de la UNaF no es un organismo de intervención directa porque su acción tiende a incorporar la perspectiva de género en la formación de futuros profesionales.
Sin embargo, pese a que no tiene atribuciones como otras instituciones, el IGUNF asistió a alumnas, docentes y no docentes de la UNaF que padecieron este tipo de violencia, poniéndolas en contacto con las autoridades y realizando un seguimiento a través de un equipo legal y la colaboración del Centro de Salud de la Universidad, como de docentes.
“El Instituto ha recibido muchas denuncias a lo largo de estos años. Más de los que nos hubiese gustado, sobre todo de violencia de género en situaciones de noviazgo. Nuestra área está abierta para la recepción de denuncias con total reserva. Por eso, el primer paso que debe dar la persona víctima de violencia de género es perder el miedo y saber que su integridad será resguardada”, enfatizó Bistolfi.