Subrayan la importancia de la autoevaluación en la UNaF

En cumplimiento con los plazos fijados, en poco tiempo se llevarán a cabo los talleres inherentes a la sensibilización del proceso autoevaluativo que viene desplegando la Universidad Nacional de Formosa (UNaF) desde hace ya casi dos años. Así fue estipulado por un acuerdo general, el cual fue celebrado oportunamente entre la casa de altos estudios local y la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (CONEAU). Sobre el particular, la profesora y doctora en Letras, María Esther Gorleri de Evans, integrante de la Comisión Central de Autoevaluación (CCA) en representación de la Facultad de Humanidades, remarcó la importancia del proceso de mejora institucional encarado en la Universidad formoseña. “Toda institución tiene que mirarse a sí misma al cabo de un tiempo y poder ponderar qué ha hecho, qué ha alcanzado, qué le falta lograr, qué le queda pendiente, qué rumbos hay que corregir y qué reorientaciones hay que lograr. Por lo tanto, es fundamental autoevaluarse”, entendió. Consideró que teniendo en cuenta que “en una institución existen heterogeneidades, formaciones diferentes y claustros distintos, es importante la autoevaluación, como parte de la dinámica procesual y la ponderación con la que estamos en la UNaF”. “Hemos asistido como comunidad académica a precedentes de autoevaluación institucional, que en algunos casos fueron hechos con mucha participación, pero tal vez no la suficiente. Por ello, nunca alcanzamos el ideal, que es la totalidad de agentes y miembros de la Universidad”, explicó, haciendo notar que “este proceso en el que estamos intenta hoy superar lo que no fue alcanzado por los anteriores, darnos un plan de mejora y ponerlo en ejecución”. Gorleri de Evans puso de relieve que “el habernos conocido y mirado en forma interna, introspectiva, ponderado como institución e informado de ello a la CONEAU, nos dará la fortaleza institucional necesaria para mejorar la calidad educativa”.

Además, emitió un mensaje a la comunidad universitaria local, diciendo que “cada uno debe tomar conciencia desde el lugar que ocupa, ya sea una corte de estudiantes, un agente universitario o un ciudadano. Cada uno construye su cultura, su institucionalidad y su ciudadanía”. Enfatizó que este proceso institucional “no sale por decreto, ni porque haya una Ley de Educación Superior o tal o cual gestión de Gobierno. La autoevaluación hace por voluntad y compromiso de todos sus agentes. Esto no es sólo de la Universidad, sino de la sociedad formoseña toda”. Finalmente, Gorleri de Evans destacó que “la UNaF está madura para darse esta ponderación, que es la autoevaluación, y mirarse puertas adentro. Por estas razones, invitamos a todos los miembros de la comunidad universitaria, sin excepción alguna, a que se sumen a esta construcción colectiva dentro y fuera de la casa de altos estudios”.

Miércoles, 03 de Agosto de 2011