SECYT: APELAN A TOMAR CONCIENCIA EN EL CUIDADO DEL MEDIO AMBIENTE

“El Día Mundial del Medio Ambiente es ocasión propicia para tomar conciencia que la protección del mismo no depende exclusivamente de las políticas gubernamentales sino también de las conductas cotidianas; el uso coherente del agua potable, la producción moderada de residuos, la participación y la transmisión de conocimientos son algunas formas, que aunque parezcan nimias, son elementales para el futuro del mundo”.

Así lo consideró el secretario general de Ciencia y Tecnología de la Universidad Nacional de Formosa (UNaF), Darvin Cáceres, quien aseguró que “si bien esta conmemoración nos recuerda que los daños producidos son irreversibles, aún estamos a tiempo de salvar al resto del planeta”.

El titular de la SECyT-UNaF ponderó la labor que vienen desplegando muchos investigadores, en la búsqueda de soluciones a problemáticas ecológicas, rescatando además el aporte que realiza dicha casa de altos estudios, a través de una oferta académica pertinente, orientada a  formar profesionales competentes en materia ambiental.

En ese sentido, Cáceres fue categórico cuando afirmó que “sin educación no hay cambio posible ni estrategia viable para poder revertir la incidencia humana en el cambio climático y las funestas consecuencias del efecto invernadero”.

Agenda 21

La Agenda 21 y la Declaración de Río del año 1992 surgidas en el marco de la Cumbre de la Tierra marcaron con claridad las acciones que deben desarrollar los diferentes países para la protección del medioambiente; a ella asistieron 178 naciones y tuvo el privilegio de ser la cumbre con mayor asistencia de la historia y de haber puesto sobre el tapete mundial el problema del medioambiente.

La Segunda Cumbre se llevó a cabo en New York en el año 1997 en la que se realizó un balance de lo realizado y se establecieron nuevos planes de acción. Lamentablemente, los resultados de esos cinco años fue negativo: la contaminación aumentó y los acuerdos firmados no se cumplieron.

Esto motivó la creación de la Organización Mundial del Medioambiente y el establecimiento de un tribunal internacional para la solución de controversias medioambientales.

Tsunamis, terremotos, huracanes, sequías, lluvias extremas siempre existieron, pero jamás con la escasa diferencia temporal entre uno y otro y nunca con la dimensión con que lo hacen actualmente.