Rector de la UNaF valoró progresos ante un nuevo aniversario institucional

Con motivo del 32º aniversario de creación de la Universidad Nacional de Formosa (UNaF), el rector Prof. Esp. Augusto Parmetler reflexionó sobre la significativa fecha, en el marco del particular contexto de pandemia.

“Este 21 de octubre festejamos un nuevo aniversario de nuestra Universidad y pensar que nació casi sin presupuesto. Recuerdo que en el año ‘89 tenía ciertos inconvenientes  hasta para pagar los sueldos de los docentes y ni qué decir en muchos momentos, cuando no se ha podido pagar el servicio eléctrico ni se han hecho los aportes jubilatorios. Los primeros diez años fueron años muy duros”, rememoró.

Hizo notar que “todo nos costó un poco por dos y lo digo porque fui alumno de esta Universidad. Después fui docente y hace más de 30 años que estoy en la UNaF”, marcando que “estamos muy contentos de que hayamos podido superar muchos de los obstáculos que se presentaron en el principio de la historia de esta institución”.

“Han pasado muchas gestiones y cada una dejó un poco. Lo que estamos haciendo en esta es insuflar un poco más de dinamismo en cuestiones que nos parecen centrales, como el vínculo con el medio y los productores”, resaltó.

En ese sentido, a modo de ejemplo, subrayó que “este lunes, en el marco del aniversario de la UNaF, estuvimos inaugurando otra estación productiva, que se suma a la de piscicultura. La misma tiene que ver con la agricultura orgánica, a través de la que vamos a aprender muchas de cosas porque la experiencia y la actividad nos dan muchos conocimientos que vamos a empezar a sistematizar para brindar capacitaciones”.

Destacó a su vez que “los egresados de la UNaF están creciendo en la provincia, aportando al crecimiento de Formosa, y esto lo entiende el gobernador Gildo Insfrán, por eso creó una Facultad en Laguna Blanca que está vinculada con el Instituto Universitario Formosa (IUF)”. 

“Estamos avanzando bastante en el campo académico también, tenemos tres nuevos Doctorados aprobados por el Consejo Superior, con lo cual posiblemente el año que viene la CONEAU nos autorice para poder ofrecerlos a la comunidad formoseña”, apreció.

Finalmente, enfatizó que en el marco de la pandemia del COVID-19 “estamos luchando por la permanencia de nuestros alumnos y esto implica muchas acciones, como el Programa Universitario Alimentario (PAU), la entrega de tablets y pendrives, el trabajo con los docentes, las clases virtuales y la toma de exámenes a través de la virtualidad, la elaboración propia de elementos sanitizantes y desinfectantes contra el coronavirus, entre muchas otras que hemos llevado adelante durante todo este tiempo”.

“Destaco el valor que tienen nuestros docentes para la readaptación a esta situación pandémica y para no dejar de lado a nuestros alumnos. Hay una serie de cuestiones que se han modificado en nuestra Universidad en muy poco tiempo, pero creo que todo esto es una gran fortaleza y nos damos cuenta que vamos generando cosas nuevas, aprendiendo de todo esto. Es así que de continuar esta pandemia el año que viene, vamos a empezar con otro espíritu y otra metodología que va ser quizás diferente, pero mucho más efectiva”, concluyó.