Proyecto sobre el algarrobo será parte de “Ciencia en tu escuela”

El proyecto de cultura científica “Algarrobo me llamo” presentado por docentes investigadores de la Facultad de Recursos Naturales (FRN) de la Universidad Nacional de Formosa (UNaF) en la convocatoria 2018 del programa “Ciencia en tu escuela” fue seleccionado por el Centro Científico Tecnológico del CONICET Nordeste.

Se trata de un taller interactivo en el que, a través de lupas, fotografías, dramatizaciones y experimentos, los alumnos secundarios de la Escuela Cabo 1° Noroña (distante a 130 km de la capital formoseña) se sumergirán en la especie algarrobo para aprender sobre las funciones del árbol y la importancia de promover el uso de especies nativas recuperar el suelo y el bienestar ambiental.

La actividad estará a cargo de los profesores de la Cátedra “Sociología y Extensión Rural”: doctora Miryan Ayala, ingeniero Neri Maza y licenciado Diego Ortiz, como así también de estudiantes de la carrera Ingeniería Forestal.

Esta iniciativa tiene como objetivo potenciar las acciones de difusión de la ciencia y la tecnología a través de formatos novedosos, que tiendan a favorecer el vínculo con la sociedad y reflexionar sobre sus aportes. A partir de allí se propone, en una primera etapa, generar un espacio de intercambio de un día en cuatro escuelas secundarias de áreas rurales -una por cada provincia de la región Nordeste: Corrientes, Chaco, Misiones y Formosa- al estilo feria de ciencias, con diferentes propuestas de actividades lúdicas, artísticas e interactivas en las cuales se expondrán conceptos relacionados con las grandes áreas del conocimiento, la aplicación tecnológica y el método científico.

Luego, en una siguiente etapa, los alumnos trabajarán junto a sus docentes en las aulas, aplicando los conceptos y métodos aprendidos en un trabajo de investigación sobre alguna temática de su interés vinculada al contexto local. Este proceso será acompañado por los científicos, quienes volverán a la escuela para evaluar los resultados. El proyecto cuenta con fondos para su financiamiento y estará avalado por resolución del Directorio del CONICET.