La Federación Universitaria Formoseña repudió el accionar policial en la UNJu

Los dirigentes estudiantiles Rodrigo Galarza, Consiliario Estudiantil de la Facultad de Humanidades, y Sebastián Gauna, Presidente del Centro de Estudiantes de la Facultad de Ciencias de la Salud, quienes además son miembros de la Federación Universitaria Formoseña, repudiaron el accionar de la Policía de la Provincia de Jujuy.

Los uniformados ingresaron en instalaciones de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Jujuy y reprimieron ilegalmente a los estudiantes que se encontraban en el lugar.

El operativo, que incluyó varios móviles y numerosos efectivos armados, concluyó con la detención ilegal y arbitraria de los estudiantes y referentes del claustro estudiantil Joaquín Quispe, Presidente del Centro de Estudiantes de Ciencias Agrarias, e Ignacio García, alumno de primer año. Ambos fueron puestos en libertad al día siguiente, luego de que el Decano de la Facultad reclamara por esta situación ante las autoridades provinciales. La policía, entretanto, no sólo negó inicialmente conocer el paradero de los estudiantes detenidos, sino que alegó haber intervenido en virtud de que se habría estado cometiendo una “contravención”.

Galarza expresó que, “es una acción que nos tiene consternados a toda la dirigencia estudiantil, de la Universidad Nacional de Formosa, el accionar de la policía provincial deja en dudas las garantías establecidas en la constitución, pues creemos que la forma de ingresar al predio de una universidad nacional sin contar con la debida autorización del rector, ni del decano de la Facultad de Ciencias Agrarias, es desde todo punto de vista condenable en estos tiempos de democracia”.

Además agregó: “las Universidades Nacionales estamos amparadas por la Ley de Educación Superior, la misma nos brinda autonomía para poder desempeñarnos como tal dentro de un espacio físico y cualquier intromisión de las fuerzas de seguridad debe ser comunicado primero a las autoridades de una casa de estudios”.

Por su parte Sebastián Gauna, indicó “estamos muy dolidos por lo que les pasó a los compañeros del Centro de Estudiantes de la Facultad de Ciencias Agrarias, es por ello que condenamos el accionar de la policía de la provincia de Jujuy, ya que de manera violenta y hasta arbitraria detuvieron a los universitarios, golpeándolos para posteriormente privarlos de su libertad”.

“Estamos alertas porque si esto ocurre con compañeros que estaban compartiendo un ingreso o egreso de estudiantes dentro del predio de una universidad, se crea un antecedente que viola todas las normativas establecidas en la Constitución Nacional, pero además dejamos en claro que cualquier hecho que atente contra el bienestar estudiantil nos convocará a rechazar ante las autoridades nacionales, provinciales y de toda índole, pues creemos que el manto que nos cobija a todos los estudiantes universitarios es la solidaridad y el compromiso constante con la educación pública de nuestro país”.

Tanto Galarza como Gauna, exigieron al Ministro de Educación de la Nación, Esteban Bullrich, que se exprese claramente condenando esta violación de la autonomía universitaria. Asimismo, demandaron al gobierno de la Provincia de Jujuy y al Estado Nacional que, junto al esclarecimiento de este hecho, asuman su responsabilidad de velar por el respeto de la Constitución Nacional y que respondan de manera urgente las demandas de cumplimiento de los Pactos Internacionales que comprometen a la Argentina en la salvaguarda de los derechos fundamentales de las personas en todo el territorio nacional.

"La actitud de la fuerza policial fue un claro atropello a toda la comunidad académica de la Universidad Nacional de Jujuy, cuna de propuestas, ideas, y debates en el marco de la libertad de cátedra y la autonomía universitaria", manifestaron. La prepotencia y arbitrariedad con la que actuó la fuerza policial representa, muy especialmente, una gravísima actitud de amedrentamiento hacia los jóvenes universitarios y sus instituciones", señalaron.

En ese sentido, subrayaron: "estamos frente a un retroceso de 100 años en materia de libertad, reconocimiento de derechos y garantía de la autonomía universitaria".