ELOGIAN ACCIONES DE UNIVERSIDADES EN ESTUDIO Y CUIDADO DE BOSQUES NATIVOS

Al celebrarse el “Día del Ingeniero Forestal”, el rector de la Universidad Nacional de Formosa (UNaF), Martín Romano, felicitó a los profesionales del sector y apreció el rol que les cabe a las instituciones de educación superior en el estudio y el cuidado de los bosques nativos, asegurando que “la Universidad debe salir al medio para conocer las problemáticas que aquejan a la sociedad”.

Recordó que el 16 de agosto fue la fecha elegida para celebrar el día del profesional de las Ciencias Forestales por el primer egreso de un ingeniero forestal en una Universidad argentina, en Santiago del Estero, en 1963.

Subrayó en ese sentido que “en Formosa, la carrera de Ingeniería Forestal fue pionera, ya que arrancó en 1973” y agregó que “este día también debe servir para que los ingenieros forestales recuerden que deben aportar sus conocimientos para la recuperación de peladares y bosques empobrecidos, presentando propuestas realizables a los Gobiernos locales”.

Romano fue categórico al señalar que “la Universidad debe salir al medio para conocer las problemáticas que aquejan a la sociedad, no sólo contribuyendo en la búsqueda de las soluciones adecuadas, sino también participando activamente en el diseño de estrategias y asesorando para que quienes tienen la responsabilidad de tomar decisiones lo hagan de manera correcta”.

Aportes

A su vez, hizo notar que, con el objetivo de materializar aportes desde el ámbito académico que contribuyan a las políticas públicas destinadas a promover una gestión más sustentable de los bosques nativos, la UNaF llevó a cabo el pasado 5 de junio, en el Galpón “G” del Paseo Costanero, la Primera Jornada “Alerta Bosques Nativos: Debate por el Presente y Futuro”.

Trajo a cuento sus palabras durante la apertura, refiriéndose al origen el evento: “La iniciativa surgió durante la última edición de FEDEMA, a raíz de una disertación que ofrecí en ese marco y que partía justamente de la siguiente pregunta: ¿Qué hacemos con los bosques nativos?”.

Consideró además que “el estudio de los bosques nativos no debe agotarse en el aprovechamiento del rollo o de los productos no madereros, sino por el contrario, servir de sustento para políticas concretas de forestación”.

El titular de la UNaF no sólo valoró el rol que les cabe a las Universidades en esta materia, sino que hasta se animó a cuestionar la práctica docente, al plantear otro interrogante: “¿Qué tipo de profesionales estamos formando?”.

“Los conocimientos adquiridos en las Universidades deben ser transmitidos en forma práctica a la comunidad para trabajar en conjunto contra el empobrecimiento de los bosques nativos –entendió-. Todo ello, sin dejar de pensar en el hombre que allí vive, combatiendo la pobreza y la degradación ambiental, con inclusión y responsabilidad social”.

También se preguntó sobre el papel que han jugado los ingenieros forestales en esta cuestión, al sostener que “por un lado todo queda en la elaboración de buenas carpetas y por otro los productores tienen que arreglárselas por su cuenta”. Y expresó también su preocupación cuando, a través de Internet, se entera de las preocupantes estadísticas relacionadas al creciente nivel de deforestación en el país y en el mundo.

Finalmente, destacó que con la realización de la mencionada jornada en el Galpón “G” se dio un primer paso para revertir la situación crítica por la que atraviesan los bosques nativos. “La idea es avanzar despacio, pero avanzar, todos juntos”, sentenció.

DIA DEL FORESTAL