“ARSAT-2 llegó a buen puerto gracias a la voluntad política de hacerlo realidad”

Con motivo del reciente lanzamiento del satélite de manufactura argentina ARSAT-2 desde la Guayana Francesa, la FM 102.7 Radio Universidad Nacional de Formosa entrevistó al Ing. Guillermo Benito, gerente del Área de Proyectos Espaciales del INVAP de Bariloche.

Al ser consultado sobre el desarrollo de este proyecto, el funcionario comentó que “comenzó en el 2010, llevó 5 años de ejecución y en el que trabajaron aproximadamente 500 personas. Fueron alrededor de 600.000 horas de trabajo, a las que hay que sumar una gran cantidad de horas puestas por nuestros proveedores y por nuestro cliente, que hizo también buena parte del trabajo en cuanto a los requerimientos y al diseño de la operación y la gestión del proyecto”.

Sobre la soberanía satelital, dijo “esto no es un milagro, es fruto del esfuerzo y del trabajo bien hecho. Hay que destacar la decisión política de llevarlo a cabo y el hecho de que tenemos profesionales muy buenos, aunque muchos están fuera del país. Los argentinos somos ingeniosos y creativos, realmente tenemos buenos elementos y capacidad técnica. Pero todo eso no podría haber llegado a buen puerto sin la voluntad política de hacerlo realidad”.

Agregó: “el negocio de las comunicaciones o el servicio de las mismas es algo que está creciendo en todo el mundo, entonces la gente está habituada a tener señal en el celular o a prender la televisión y ver las imágenes y todo esto ocurre gracias a este tipo de satélites. Es una tecnología que solamente manejaban 7 países en el mundo y ahora lo manejan 8, por lo tanto Argentina está formando parte de ese club restringido de países que pueden generar la tecnología o generar los satélites que puedan brindar ese tipo de servicios.”

“Es un beneficio para el país en cuanto a la autonomía de poder ser dueños de nuestras propias comunicaciones internamente, servicio al que está abocado el ARSAT-1. Por otro lado, nos convierte en exportadores de servicios de comunicación con nuestros propios satélites, siendo que el ARSAT 2 tiene una cobertura hacia toda América, permitiendo que se puedan brindar servicios de comunicación interregionales entre distintos países de la región”.

En cuanto a la decisión de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner de institucionalizar el proyecto 2015-2016 para asegurar la soberanía satelital, el Ing. Benito opinó: “me parece una decisión correcta y lo veo con mucha expectativa. Nosotros consideramos que el desarrollo de la tecnología es una manera de diversificar la matriz productiva del país y es necesaria para generar una inclusión social genuina con trabajos genuinos. También es un generador de fuentes de trabajo a la hora de resolver problemas de desarrollo tecnológico, ya que en lugar de comprar afuera lo necesario, se lo puede hacer internamente. Estos procesos llevan muchos años y no son fenómenos aislados ni esporádicos. Nuestra empresa empezó en el sector nuclear, y las capacidades ganadas nos permitieron iniciar el área de satélites. Consecuentemente, la experiencia en esas dos áreas de negocios nos permitió abarcar el área de desarrollo de radares, y posteriormente estar en condiciones de que el país decida fabricar satélites estacionarios a partir de la experiencia adquirida en los satélites de observación de la Tierra”.

Por último, acerca del rol de las universidades y su capacidad de formación de recursos humanos calificados que estén a la altura de estos desafíos, el funcionario recalcó: “el país tiene un buen plantel de universidades con una buena formación de profesionales, gracias a la gente, los estudiantes en sí, y por las estructuras que tiene. En el 2004 éramos 350 empleados y en estos momentos somos 1350 aproximadamente. Ese crecimiento se dio a partir de la incorporación de jóvenes profesionales, por lo que prácticamente el satélite que hoy está volando fue hecho por jóvenes profesionales egresados de este sistema educativo que tenemos”.

arsat 2